En nuestra última visita a Granada, que además la hicimos coincidir con la Semana Santa, quisimos buscar rincones que no hubiésemos visitado antes y que nos aportaran más información sobre la apabullante historia de la ciudad. Así que nos decantamos por visitar la Abadía del Sacromonte, recorrer el Albaicín en profundidad, pasear tranquilamente por  la Carrera del Darro y visitar la Capilla Real, recientemente restaurada.

Esta vez no nos dio tiempo de volver a visitar la Alhambra y eso que a pesar de haberla visitado cinco veces siempre encuentro un rincón con el que maravillarme, así que en nuestra próxima visita a esta bellísima ciudad fijo que volvemos a pasear por sus palacios nazaríes… ¡Ya estoy deseando volver!

Pero centrémonos en el hilo conductor de la entrada.

Abadía del Sacromonte

¿Cómo llegar?

Hay dos formas de llegar: andando o en bus. Te advierto que está bastante lejos del centro y te vas a encontrar con unas cuestas tremendas, así que tú elección dependerá de como te distribuyas tu tiempo y las visitas del día.

Abadía. Entrada

Entrando en la Abadía de Sacromonte

En nuestro caso cogimos el bus que te deja a los pies de la Abadía, tan sólo tienes que subir una cuestecita y ya estarás ahí.

📌 HorarioEl autobús que sale desde el centro hacia el Sacromonte es el C2. Sale desde Plaza Nueva

📌 Precioel coste del billete ordinario es de 1,20€. Existe la posibilidad de adquirir bonos de 7 /15/32 viajes

La Abadía y su historia

A primera vista es un lugar tranquilo, de construcción sobria y rodeado de un entorno inmejorable donde podrás divisar la Alhambra, el Abaycín, el río Darro y Sierra nevada.

Una vez entras, compras el billete de entrada y comienza la visita guiada donde te cuentan los orígenes de la Abadía y su importancia a lo largo de los siglos.

Este recinto se construyó a principios del siglo XVII y llegó a ser un lugar de peregrinación durante el siglo XVII, XVIII y XIX, como puede serlo hoy día Santiago de Compostela.

El origen de este lugar comienza con San Cecilio, quien junto con otros sacerdotes, fue martirizado por los romanos. Los quemaron vivos en el siglo I en el mismo lugar donde hoy se ubica la abadía, y no fue hasta el siglo XVI que se encontraron los restos de estos cristianos.

Libros Plúmbeos

Pero también se descubrió otro halazgo muy interesante y a la vez controvertido: Libros Plúmbeos.

Se trata de placas de plomos escritas en árabe que uniéndose forman libritos, 21 libros en total (235 placas). 

Abadía. Patio

Patio de entrada a la Abadía

Aparecieron en la Santa Cueva junto a los restos de los primeros cristianos.

Estos libros fueron traducidos durante el siglo XVI y XVII y en ellos se hablan de temas divinos que unen a las dos religiones: la cristiana y la musulmana.

Esto significaba un gran escándalo en la época, por ello, en 1642 el Vaticano pide los libros para estudiarlos devolviéndolos a la Abadía como documentos históricos el 17 de junio de 2.000, o sea 3 siglos y medios despúes.

Según la versión oficial del Vaticano los libros plumbeos fueron escritos por los moriscos para evitar la expulsión.

La Abadía del Sacromonte fue fundada por Pedro de Castro, Arzobispo de Granada y Sevilla. Letrado burgalense que cuando llegó a Granada lo primero que hizo fue enseñar al clero de la Abadía a leer y escribir.

Abadía de Sacromonte. Iglesia

Viendo el Cristo de los Gitanos tras la verja

Creó el Seminario Mayor de Granada, que ha funcionado hasta 1975 como internado para niños donde se impartían Estudios de Medicina, Matemáticas, Derecho…Todo el cerro donde se asienta este complejo pertenece a la Abadía, siendo el símbolo de la misma la Cruz de Salomón (que significa Sabiduría).

 En el año 2.000 la Abadía sufrió un incendio. Afectó tan sólo a la parte del internado, que ya no estaba en funcionamiento, por lo que no hubo que lamentar grandes pérdidas.

Joyas del Museo

En la Abadía se guardan multitud de joyas, como por ejemplo, un plano original de la Granada del siglo XVI trazado por Ambrosio de Vico. Su importancia radica en que muy pocas ciudades de la época contaban con planos detallados de su callejero.

Otra de las joyas de la Abadía es un lienzo al óleo de la Virgen de la Rosa de Gerard David, del siglo XV (Renacimiento) que propiedad de Isabel la Católica, amante del Arte Flamenco siendo esta obra una de sus posesiones más preciadas.

Tal era el amor que la Reina Isabel le tenía a sus tablillas de arte flamenco que dejó escrito en su testamento que en el momento de su muerte, cuando fuese trasladada a Granada para ser enterrada, las tablas viajarían con ella a esta ciudad.

Posteriormente, la tablilla fue donada a la Abadía para permanecer en Granada para siempre.

Se conserva una pintura de Francisco de Goya en la que retrata a Francisco de Saavedra, ministro de Carlos IV.

También existe una de las Bibliotecas eclesiásticas privadas más importantes de Europa. En ella se guardan Expedientes de información y limpieza de sangre del siglo XIX, que se elaboraban cuando alguien quería ingresar en cualquier estamento importante del Estado.

También se conservan libros originales de Santo Tomás de Aquino, de San Juan de la Cruz, de Fray Pedro de Alcántara, Claudio Ptolomeo, libros de medicina de Averroes, entre otros.

Iglesia de la Asunción

  La iglesia de la Asunción, en su origen, tenía unas dimensiones muy pequeñas. Sufrió ampliaciones a lo largo del siglo XIX, concretamente del coro o de las naves, entre otras.

En el retablo mayor se pueden ver las tallas de San Cecilio, Santiago Apóstol, la Virgen de la Asunción y los nichos donde se guardan las reliquias de los primeros cristianos encontrados.

Abadía. Retablo

Retablo mayor de la Iglesia

El día de San Cecilio se exponen los restos en el altar y se hace una misa solemne.

Allí encontrarás un Cristo muy querido en Granada, el Cristo del Consuelo (de los Gitanos) y Santa María del Sacramonte.

El Cristo es obra de José Risueño, tallado en el siglo XVII, y el que procesiona en Semana Santa por las calles de la ciudad es una copia del mismo tallada en 1989.

El Cristo lleva una inscripción que reza”Jesús Nazareno, rey de todos los judios” y la Virgen lleva un espectacular palio de cobre cuando procesiona. La talla es de 1910, obra de Manuel Sánchez.

Las Santas Cuevas

Es el lugar exacto donde se encontraron los restos de esos cristianos martirizados allá en el siglo I. En su origen, estas cuevas se utilizaban como hornos de cal para la construcción. Fueron un lugar de martirio y sacrificio.

Muchos de los hornos se convirtieron posteriormente en capillas con luz y ventilación natural. En la capilla donde se supone que martirizaron a San Cecilio está expuesta una cruz que dicen perteneció a San Juan de Dios, el otro patrón de la ciudad de Granada.

Abadía

Otro pequeño patio de la Abadía

Hay otra capilla muy luminosa dedicada a la Virgen, e incluso una pequeña basílica dedicada al Apóstol Santiago, con una girola y una serie de nichos donde se encontraron los restos de los discípulos de San Cecilio.

📌 Horario: Los horarios dependen de la Estación. Más info aquí

📌 Precio: 4 euros por billete

Nuestra experiencia

Ciertamente fue una visita guiada muy interesante ya que te da a conocer una parte de la ciudad que no es muy conocida por los turistas.

Como única pega: no se pueden hacer fotos ni en el museo, ni en las Santas Cuevas, pero salvo ese detalle personalmente me encantó. ¡100 % recomendable!

Y si quieres saber más sobre Granada, no dejes de leernos, ya que te contamos más cosas sobre esta ciudad.

¿Has visitado Granada? ¿Y llegaste al Sacromonte? ¡Cuéntame tu experiencia!

¡Esperamos tus comentarios!

Etiquetas: , ,
Hola! Soy Pilar, viajera incansable que junto a Pablo, mi compañero de vida y viajes, disfruto conociendo el mundo, viviendo nuevas experiencias y contándote todos los detalles para ayudarte a planificar el tuyo.Así que si quieres viajar por libre y decidir cada paso de tu aventura, ponte cómodo, que te ayudamos a lograrlo! ¿Vienes a diseñar tu viaje ideal? ;)

Artículos relacionados

7 Comentarios

Carolina abril 7, 2016 at 09:39

¡Hola guapa!
No he visitado Granada la verdad, es uno de esos lugares que tengo en mi lista de “Pendientes”. Pero vamos, después de lo que nos has contado, está en Pendientes más subrayado en fluorescente.
No soy católica, pero si una gran aficionada al arte en general (pintura, escultura, edificios…) y me encanta poder descubrir nuevos parajes, sus monumentos, y sobretodo, la historia que llevan a “su espalda”.
Genial post y gracias por acercarnos un poquito a esos lugares.
Besos

    Pilar Allely abril 9, 2016 at 17:51

    Me alegra que te haya gustado la entrada. Granada es maravillosa y desde luego, si te gusta el arte, vas a disfrutar como una enana porque allí tienes para rato! Gracias por tu comentario 😉 Bss

Asuncion abril 7, 2016 at 08:45

Granada es una de las ciudades que más me gusta, tengo previsto volver a visitarla pronto. Un besito
el blog de Sunika

Yoli abril 5, 2016 at 11:17

No lo conocía. Me lo apunto pa mi próxima visita a Granada,es que hay tanto que ver allí! Buen post,Pilar,y como siempre,mu fan de tus fotos 🙂

    Pilar Allely abril 5, 2016 at 15:03

    Muchisimas gracias por tu comentario, Yoli. Me alegro que te encanten mis fotos! 😉

Isabel Gámez abril 5, 2016 at 10:10

Me encanta Granada pero solo he ido una vez y me quedaron muchos sitios pendientes para visitar. Después de leer tu post me ha entrado muchas ganas de volver así que habrá que buscar un hueco.

    Pilar Allely abril 5, 2016 at 10:48

    Granada es una de mis ciudades favoritas. Siempre vuelvo a ella, creo que me ha hechizado!! Espero puedas regresar pronto y descubrir más bellos rincones. Saludos y mil gracias por comentar! 😉

Deja un Comentario

Conoce al equipo

Equipo viajero

¡Síguenos!

Ofertas en Hoteles