Italia es sinónimo de encanto, buena gastronomía o de historia, así que no pudimos resistirnos a sus encantos y decidimos fijar nuestro viaje en el Sur de Italia.

Especialmente, viajamos por la región del Sur, Campania, concretamente visitando Nápoles, Costa amalfitana y Salerno para acabar nuestro viaje en su capital, Roma.

Un viaje apasionante que hay que hacer, al menos, una vez en la vida.

vesubio

Vistas del Vesubio desde el barrio de Vomero

Así que a lo largo de esta entrada vamos a desgranar nuestro recorrido de 10 días de duración, pero centrándonos en la primera etapa del viaje, o sea, en el Sur, concretamente en la región de Campania y una segunda etapa en la que nos centraremos en Roma.

Recorriendo el Sur de Italia: Campania

Primer día. Nápoles

Salimos desde el Aeropuerto de Málaga hacia el Aeropuerto de Fiumicino en Roma. El vuelo tarda aproximadamente unas 2 horas 50 minutos.

Allí alquilamos un coche que ya llevábamos contratado desde España para poner rumbo hacia el Sur de Italia, concretamente a Nápoles.

Quizá si vuelas desde otra ciudad española tengas mejores combinaciones en los vuelos directos con Nápoles, así que si ese es el caso, te recomendamos que vueles allí directamente y te ahorrarás tener que  entrar conduciendo en esta ciudad, ya que es bastante complicado y caótico.

Esa primera tarde sólo tuvimos tiempo de tener un primer encuentro con la ciudad, dando un pequeño paseo por Piazza Dante, Piazza Bellini y Piazza Domenico Mggiore y sus alrededores.

sur-italia-pizza-margarita

Pizza margarita napolitana

Y por supuesto, probamos su deliciosa pizza margarita, orgullo napolitano, elaborada con tomate natural, mozzarella de búfala y albahaca.

Segundo día. Nápoles

Visitamos el Convento di Santa Chiara, que alberga un precioso claustro de estilo gótico napolitano.

sur-italia-claustro-sta-chiara

Claustro del Convento de Santa Chiara

De allí nos encaminamos a la cercana Chiesa Gesú Nuovo, continuando nuestra ruta hacia la Spaccanapoli, una de las antiguas vías romanas que pasaban por la ciudad y que hoy es la principal arteria de Nápoles.

En la siguiente foto se puede ver perfectamente una linea que divide la ciudad en dos. Te presento a la Spaccanapoli.

Sccapanapoli. Napoles

Spaccanapoli desde el Barrio de Vomero

Nos acercamos hasta el Duomo, pasando por la denominada calle de los belenes o Vía San Gregorio Armeno, donde se pueden adquirir preciosos belenes o sus figuras más representativas.

Barrios con vistas

Desde allí nos dirigimos hacia el barrio de Vomero, al que subimos utilizando el funicular.

Allí visitamos Certosa e Museo de San Martino, desde donde hay preciosas vistas del Golfo de Nápoles, con la Isla de Capri al fondo.

vistas-desde-certosa_opt

Vistas de Capri desde Nápoles

En este barrio es posible visitar el Castel Sant’ Elmo, aunque nosotros preferimos bajar al Barrio de Chiaia, la zona más cercana al mar, por lo que cogimos otro funicular para bajar hacia este barrio, donde pudimos pasear por su inmensa Piazza del Plebiscito, con una superficie de nada más y nada menos que de ¡25 mil metros cuadrados!.

sur-italia-plaza-plebiscito

Piazza del Plebiscito

Almorzamos muy cerca de esta Piazza para después continuar paseando por el Paseo marítimo de la ciudad para terminar en el Castel del ovo.

Volvimos sobre nuestros pasos para buscar uno de los símbolos de la ciudad Castel Sant’ Angelo, donde estaban rodando una película en sus alrededores.

sur-italia-castillo-st-angelo

Castel Sant’ Angelo

Por último, recorrimos la popular y concurridísima Via Toledo, plagada de tiendas por doquier para terminar el recorrido en el casco histórico, para cenar y pasar la noche, ya que era la zona donde nos alojábamos.

Este día caminamos 24,5 Km, unas 6 horas en total. ¡¡Casi nada!!

Si quieres conocer más cosas sobre esta ciudad italiana, te dejo este enlace.

Tercer día. Vesubio y ciudades antiguas

Este día salimos muy temprano desde Nápoles para no encontrarnos con mucho tráfico, ya que como dije al principio, es toda una aventura conducir en esta ciudad.

sur-italia-subida-a-vesubio

Subiendo hacia el Vesubio

Pusimos rumbo hacia el Vesubio. Se tardan, aproximadamente, unos 40 minutos en coche y recomendamos subir a primera hora de la mañana para evitar encontrar mucha gente subiendo a la cima del Vesubio.

La subida caminando, la visita guiada y el paseo por el volcán tiene una duración de 2 horas a 2 horas 30 minutos.

sur-italia-herculano

Vistas de la ciudad romana de Herculano

Desde allí nos fuimos hacia la ciudad romana excavada en la lava, Herculano. Se encuentra a unos 25 minutos del Vesubio. Tardamos sobre 1 hora y 30 minutos en visitarla.

Almorzamos para recobrar fuerzas y pusimos rumbo hacia la antigua ciudad de Pompeya. Tardamos unos 20 minutos en llegar desde Herculano. Es bastante grande, así que le dedicamos más tiempo a su visita, unas 3 horas / 3 horas y 30 minutos.

sur-italia-frescos-pompeya

Frescos, Pompeya

Una vez terminamos la visita, ya eran las 18:00 horas, así que volvimos a ponernos en ruta para dormir en Sorrento, en plena ‘Costiera Sorrentina’. Se encuentra a unos 50 minutos desde Pompeya.

Cuarto día. Costa Amalfitana

Seguimos avanzando hacia el sur. Salimos desde Sorrento para comenzar a disfrutar de la Costa Amalfitana. 

sur-italia-sorrento

Sorrento en un día nublado

Esta costa fue declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en el año 1997.

Comenzamos por Positano, tardando unos 40 minutos en llegar desde Sorrento. Allí visitamos la Chiesa di Santa María Assunta, callejeamos por este precioso y empinado pueblo, y bajamos hasta su playa Spiaggia Grande.

sur-italia-positano

Positano

Te advierto que este pueblo no es apto para todos los públicos, ya que para llegar hasta la playa hay que bajar muchísimas escaleras que luego hay que volver a subir para coger el coche o bus.

Una vez disfrutamos de un delicioso cappuchino con vistas al mar, seguimos con la ruta para dirigirnos a Amalfi, pero por el camino nos paramos en el Fiordo di Furore y la Grotta de la Smeralda. 

En este último lugar teníamos pensado coger una barquita para ver la gruta pero esta cerrada por mal tiempo.

sur-italia-catedral-amalfi

Duomo de Amalfi

Llegamos a Amalfi donde visitamos su precioso Duomo, callejeamos por el pueblo y almorzamos. Por cierto, allí probé los mejores gnocchi de mi vida..

Volvimos a coger el coche y subimos al pueblo de Ravello, donde visitamos la Villa Ruffolo desde donde se pueden hacer preciosas panorámicas de la Costa Amalfitana. También visitamos su Duomo.

sur-italia-ravello

Vistas de la costa amalfitana desde Ravello

Desde allí nos dirigimos hacia el pueblo más antiguo de la Costa Amalfitana, a Scala. Tuvimos la suerte de que coincidió la Fiesta de la Castaña y pudimos comprar algunos productos típicos de la zona.

Para acabar el día nos dirigimos a Atrani, el pueblo más pequeño de Italia, donde cenamos e hicimos noche.

Quinto día. Paestum y Salerno

Nos levantamos temprano para poner rumbo más hacia el sur, concretamente las ruinas arqueológicas griegas de Paestum, pero antes de contarte el resto del recorrido de ese día, no puedo evitar ponerte la impresionante vista que teníamos desde nuestra habitación.

sur-italia-atrani

Atrani

En la ruta, pasamos por Minori, Maiori, Cetara, Capo d’Orso o Vietri sul Mare, preciosos pueblos de los que sacamos numerosas instantáneas.

Una vez finalizamos la visita a Paestum, almorzamos allí mismo y nos volvimos a poner en ruta hacia Salerno.

sur-italia-paestum

Ruinas griegas de Paestum

Allí paseamos por su casco antiguo, visitamos su Duomo y paseamos por el Paseo marítimo. Después de cenar estábamos algo cansados y nos fuimos a dormir al hotell.

Al día siguiente nos despediríamos del Sur para poner rumbo hacia Roma, donde pasaríamos los 5 días siguientes.

Sexto día. Roma

Salimos temprano de Salerno hacia Roma para dejar el coche de alquiler en el aeropuerto.

Llegamos al barrio del Trastevere, que era donde nos alojamos, a la hora de comer.

Esa tarde visitamos el barrio y su iglesia Santa María del Trastevere. Subimos hasta el convento franciscano San Pietro in Montorio, donde se custodia el Templete de Bramante, construido por los Reyes Católicos en el lugar donde San pedro sufrió martirio.

Descubriendo Roma

Desde allí volvimos a bajar al barrio del Trastévere, llegando a la Piazza Trilussa para ir paseando junto a la ribera del río hasta llegar al Ponte Cestio, desde donde cruzamos a la Isola Tiberina y cruzar hacia el barrio judío por el puente más antiguo de Roma, el Ponte Fabricio.

Desde la Isola tiberina se pueden ver las ruinas del primer puente construido en piedra en la ciudad, el Ponte Rotto. 

Continuamos hacia la Chiesa Santa María in Cosmedin, donde se encuentra la boca de la verdad. Si quieres hacerte una foto con la boca tendrás que hacer cola.

Muy cerca de esta Iglesia se localiza el Circo Máximo, así que caminamos hacia allá para subir al Aventino, concretamente al Giardino degli Aranci desde donde se pueden tomar unas preciosas fotos de Roma.

Y también buscamos el Priorato de Malta, ubicado en la Piazza dei Cavalieri di Malta desde donde pudimos captar la típica foto de la cúpula de San Pedro a través de la cerradura de la puerta.

Ya se nos estaba haciendo de noche, así que cogimos el bus turístico para acercarnos hasta El Vaticano. Nos encantó conocer San Pedro iluminado en la soledad de la noche. Fue todo una experiencia.

También paseamos por el Castillo de Sant’Angelo.

Volvimos hacia el Trastevere caminando por el centro histórico de Roma después de cenar, descubriendo populares plazas, como la Piazza Navona o Campo di Fiori.

Séptimo día

Ese día lo dedicamos a conocer el Vaticano, por lo salimos temprano para coger el autobús que nos dejaría allí.

Primero fuimos a la Basílica de San Pedro, cuya visita abarca unas dos horas para proseguir visitando los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina. Se tarda unas 3 horas visitarlos al completo.

Tuvimos que almorzar en los propios museos.

Tras finalizar la visita nos fuimos a visitar la Prisión Mamertina, donde fueron encarcelados San Pedro y San Pablo y, a continuación, visitamos los Museos Capitolinos.

Tardamos unas 2 horas y media en recorrer estos Museos.

Después de tanto andar decidimos dar una vuelta panorámica en el bus turístico para ver Roma de noche.Nos decidimos en acercarnos a la Fontana di Trevi de noche, y pudimos hacer unas fotos preciosas.

Volvimos al Trastevere en tranvía desde la Piazza Venezia.

Octavo día

Este día nos dedicamos a visitar dos de las cuatro iglesias papales y toda la zona de la antigua Roma, Coliseo, Foro y Palatino.

Primero, visitamos la Basílica papal de San Juan Letrán y la Escalera Santa. Esta basílica es la más importante de la ciudad, por encima de San Pedro del Vaticano y es la Catedral del Obispo de Roma, es decir, del Papa.

Fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1980. Es impresionante.

Una vez finalizamos la visita de la Basílica, nos dirigimos hacia el Coliseo. Tardamos una hora y media más o menos en recorrerlo y hacer muchas fotos.

Almorzamos cerca para continuar la visita de la Roma antigua, concretamente al Palatino y al Foro.

Nos cayó un buen chaparrón mientras hacíamos la visita, en la que empleamos dos horas y media aproximadamente.

Después visitamos la Basílica papal de Santa María Mayor. Es realmente preciosa además de ser la única de las iglesias papales dedicada a la Virgen María.

Ya de noche nos fuimos a visitar la Plaza de España para continuar caminando por la Via dei Condotti, donde se concentran las tiendas de lujo de Roma y una de las cafeterías más antiguas de Roma, Antico Caffé Greco.

Continuamos paseando por el centro histórico para volver al Trastevere donde cenamos.

Noveno día

Visitamos la Basílica de San Lorenzo Extramuros o Casa de Dámaso. Es una Iglesia bastante austera, construida en el año 380, que alberga el mausoleo de San Lorenzo así como mosaicos bizantinos del siglo VI entre otras joyas.

Después fuimos a la Piazza Vittorio Emanuelle II para buscar la Puerta mágica. Este lugar tiene un significado místico relacionado con la alquimia y fue una de las Puertas de entrada al Palacio del Marqués Massimiliano Palombara, del que ya no queda ni rastro.

Desde allí fuimos a la Plaza del Popolo (a los pies de la Villa Borghese) paseamos por Via Margutta, donde antiguamente se ubicaban las tiendas de artesanos, hoy día se trata de una exclusiva calle donde se localizan anticuarios o galerías de arte y en ella vivió el célebre director de cine Federico Fellini.

Almorzamos cerca de la plaza de España y probamos los exquisitos helado.

Visitamos el Museo del Ara pacis y vimos el Mausoleo di Augusto.Desde allí volvimos a la Plaza del Popolo para visitar la Basílica Parroquial de Santa Maria del Popolo para contemplar los frescos de Caravaggio, ya que cuando fuimos a la hora de comer, la iglesia estaba cerrada.

Caminamos por dos de las calles del llamado Tridente (que la forman via Ripetta, vía Babuino y vía del Corso).

A través de la vía del Corso llegamos al Panteón.

Antes pasamos por el Palazzo Montecitorio y por la Galleria Alberto Sordi y después continuamos hacia Piazza Navona y el Campo de’ Fiori.

Desde allí caminamos hacia Largo di Torre Argentina, lugar donde apuñalaron a Julio Cesar.

Como ya había caído la noche, nos fuimos a cenar y a hacer las maletas.

Décimo día

Llamamos al servicio de Shuttle para que nos acercara al Aeropuerto de Fiumicino y desde allí coger el vuelo que nos devolvería al Aeropuerto de Málaga.

Nuestras recomendaciones

Conducir en Nápoles

Es muy importante que sepas que si tienes intención de conducir en Nápoles vayas concienciado que es toda una situación de riesgo.

Ármate de paciencia y mentalizate, entre otras cosas, que para los italianos no existen los intermitentes, adelantan en zig zag, derecha – izquierda como si en vez de conducir en coche fueran en moto, si hay tres carriles ellos circulan por los arcenes o invadiendo otros carriles, incluso hemos llegado a ver como daban marcha atrás en los peajes de las autopistas sin previo aviso.

Hay que tener muchísimo cuidado por lo que te aconsejamos encarecidamente que al alquilar un coche le pongas el seguro a todo riesgo para que tu no tengas que hacerte cargo de ningún pago si ocurre cualquier incidente con el vehículo.

Es aconsejable no aparcar en la calle, si no en aparcamientos privados y no dejar pertenencias a la vista.

Conducir en la Costa Amalfitana

Las carreteras de la costa son muy sinuosas, así que si tiendes a marearte sería conveniente que tomases algún medicamento para el mareo antes de salir de viaje.

Por otro lado, si quieres conocer la Costa Amalfitana en profundidad debes llevar zapato cómodo, ya que tendrás que subir y bajar muchísimas escaleras y muchas calles están adoquinadas, por lo que se hace más complicado caminar.

Y si tienes pensado hacer un viaje parecido al nuestro no tomes un punto de la costa como centro de operaciones.  Lo mejor es ir avanzando para no tener que coger esas carreteras tan sinuosas una y otra vez. Te evitarás una paliza en coche.

Para visitar Roma

Roma es tremendamente inmensa, plagada de turistas por doquier. Así que si no queréis perder tiempo en colas para acceder a los Museos Vaticanos o a la Basílica San Pedro u otros monumentos como Museos Capitolinos o el Coliseo, os recomendamos que le echéis un vistazo a la tarjeta ‘Omnia Card‘.

Te dejo el enlace a su web aquí.

Otra tarjeta interesante es la Roma Pass, pero si optas por comprar la ‘Omnia Card‘ la tienes incluida.

La diferencia entre ambas, básicamente, es que la Omnia tiene incluido todo lo relativo al Vaticano así como un bus turístico, no obstante, te dejo el enlace aquí para que puedas mirar sus ventajas.

Alojamiento

Te voy a dejar todos los hoteles en los que nos hospedamos durante nuestra estancia tanto por el Sur como en Roma.

Booking.com

Nuestra experiencia

Disfrutamos muchísimo de este viaje. Nos encantó el ‘caos italiano del Sur’, su gastronomía, sus paisajes, la amabilidad de su gente, la inmensidad de sus monumentos..

Personalmente, me impresionó visitar lugares tan antiguos que siguen en pie después de sobrevivir a siglos de historia.

Desde luego tenemos claro que repetiríamos la experiencia para redescubrir cada uno de esos rincones del Sur así como Roma.

¿Y tú? ¿Conoces el Sur de Italia? ¿Qué fue lo que más te gustó de la Campania? ¿Y Roma? ¡Cuéntanos tu experiencia!

¡Esperamos tus comentarios!

Etiquetas: , , , ,
Hola! Soy Pilar, viajera incansable que junto a Pablo, mi compañero de vida y viajes, disfruto conociendo el mundo, viviendo nuevas experiencias y contándote todos los detalles para ayudarte a planificar el tuyo.Así que si quieres viajar por libre y decidir cada paso de tu aventura, ponte cómodo, que te ayudamos a lograrlo! ¿Vienes a diseñar tu viaje ideal? ;)

Artículos relacionados

9 Comentarios

Yolanda Morales noviembre 27, 2017 at 14:27

¡Gracias Pilar! Soy una enamorada de Italia y desde luego el Sur es mi debilidad.
Gracias por todos los detalles que has dado en la descripción del viaje y por las fotografías. Uf, dan ganas de coger el macuto y ponerse a viajar.
Me ha encantado la imagen del Claustro del Convento de Santa Chiara, y ni que decir de la estupenda vista de Capri.
Pues sin duda te sigo y para la próxima salida que haga sin dudarlo antes consulto tu web para tener referencias tan buenas como las que muestras. Gracias de nuevo y un abrazo.

    Pilar Allely noviembre 30, 2017 at 09:20

    Hola Yolanda,
    Es que Italia tiene tantas cosas bonitas…Me alegra que te haya gustado nuestro post sobre el Sur de Italia. Mil gracias por tenernos en cuenta para tus próximos viajes y por tu comentario! Un saludo 😉

Laura Alonso noviembre 30, 2017 at 10:56

Hola guapa!
Pues yo que le he cogido manía a Italia, jajaja! Será porque este último viaje fue un desastre. Sí, las pizzas están espectaculares (aunque cuesta encontrar algo rico que no sea pizza/pasta). Y sí, hay que caminar a montones en Nápoles si queires visitarlo todo. El Vesubio a mí me decepcionó. Eso sí lo compensa la costa amalfitana, que es preciosa, aunque las playas son reguleras.
Me queda por visitar Roma. Para la próxima vez 😉
XoXo

    Pilar Allely diciembre 6, 2017 at 14:41

    Hola Laura!

    Anda!! no me digas?? Nosotros en Nápoles caminamos muchísimo, unos 30.000 pasos más o menos, que es una pasada! Pero nos gustó muchísimo. A nosotros si nos gustó conocer el Vesubio, vimos varias fumarolas emitiendo gases y las vistas eran espectaculares desde la cima, pero también te digo que nos flipan los volcanes en general, así que lo mismo íbamos condicionados.

    Estamos de acuerdo con el tema de las playas. Las playas son pequeñas normalmente y para disfrutarlas hay que ir fuera de temporada alta, porque si no es imposible. Eso si, los pueblos son una preciosidad y merece mucho conocerlos, incluida la emoción de las carreteras! jaja

    Y la verdad es que con la gastronomía tan riquísima que tenemos en España se nos queda algo corto el comer en Italia, pero hay que reconocer que tanto la pasta como las pizzas están espectaculares.

    Gracias por pasarte y contarnos tu experiencia!! 😉

Pequeños Accidentes (Lola Redondo) diciembre 2, 2017 at 10:09

Hola Pilar!!
Estoy de acuerdo contigo en que Italia es sinónimo de encanto, buena gastronomía y de historia. De hecho, ese fue nuestro destino para el viaje de novios, pero como sólo teníamos una semana, sólo pudimos visitar Roma y Venecia. Nos queda pendiente el Sur de Italia, la Campania. Y tomo nota de que tendremos que hacerlo en 10 días.
No sabía que la pizza margarita era napolitana y allí tendría que estar a un más buena elaborada con tomate natural, mozzarella de búfala y albahaca, se me está haciendo la boca agua….
Seguro que los dos días pasados en Nápoles fueron fantásticos, así como el que pasasteis visitando el Vesubio, Herculano o Pompeya, ciudades que tienen que ser impresionantes.
La Costa Amalfinana tiene que ser preciosa, no recordaba que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997.
¡Qué bonitas las vistas desde vuestra habitación!
Seguro que Minori, Maiori, Cetara, Capo d’Orso o Vietri sul Mare, así como las ruinas griegas de Paestum, os gustó mucho.
¡Qué bonita es Roma!, ¿verdad? Nos encantó el barrio barrio del Trastevere y su iglesia Santa María del Trastevere, el Castillo de Sant’Angelo (aunque no lo pudimos visitar por dentro), la Piazza Navona, el Campo di Fiori, la Fontana di Trevi, el Vaticano, la Basílica de San Pedro, los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina, el Coliseo, Basílica papal de Santa María Mayor y la Plaza de España. Un viaje que me gustaría repetir, porque nos ha quedado mucho por ver.
Como siempre, has sido un placer viajar con vosotros.
Un beso guapa!!

    Pilar Allely diciembre 6, 2017 at 14:49

    Hola Lola!
    Nosotros recomendamos que al menos dediqueis unos dos / tres días a la zona de Nápoles, Vesubio y cuidades arqueológicas y al menos otros 3 o 4 a la zona de la costa amalfitana si queréis ir sin prisas.
    Desde luego si ya conocéis Roma y Venecia, el sur de italia os va a encantar. Y es que la Campania tiene mogollón de lugares con mucho encanto.
    Roma es una pasada.. se nos quedaron cortos los dias que estuvimos en la ciudad y nos pasa igual que a vosotros, ya estamos deseando volver..

    Mil gracias por pasarte y dejar tu comentario. Es un placer leerte! Bsss

Lucia Cepedal diciembre 2, 2017 at 11:05

¡Qué bonito es el sur! Vamos a dejar aparte esa foto de la pizza que me ha robado el corazoón por un momento con esa maravillosa pizza. Me quedo con las imágenes de las ruinas, de toda esa arquitectura antigua con tanta historia, me han parecido preciosas. Muchas gracias por compartir tus viajes, sin duda inspiran para los próximos viajes.

    Pilar Allely diciembre 6, 2017 at 14:45

    Hola Lucia,
    Muchisimas gracias por tus palabras! es que el sur de Italia es una belleza. Nos alegra que te inspire para futuros viajes 😉 Saludos

Laura carracedo diciembre 4, 2017 at 19:59

Cuanta historia, arte y belleza en un mismo lugar! Italia es un viaje al pasado y como bien dices, hay que hacerlo al menos una vez en la vida! Eso espero!! Lo he intentado varias veces pero me han saiido fallidas! Deseando me quedo por ir despues de leer tu post, espectaculares fotografias por cierto. Si me escapo a Napoles a tomar una Margarita o a Roma a bañarme a la fontana volveré a visitarte para no perderme nada! Gracias y un beso 😁

    Pilar Allely diciembre 6, 2017 at 14:43

    Hola Laura,
    bueno no hay que desesperar, que verás como cuando menos planees ir a Italia, te sale un viaje. Muchas gracias por dejar tu comentario 😉

Deja un Comentario

¡Síguenos!

Conoce al equipo

Equipo viajero

Ofertas en Hoteles