Esta vez nuestra entrada va dedicada a una ciudad que nos fascinó, Segovia.

Durante nuestro último viaje a Madrid decidimos que íbamos a dedicar uno de los días de nuestra estancia en la capital en hacer una excursión de un día a una ciudad de Castilla y León, ya que no conocíamos nada de esta comunidad y ya te adelanto que lo hicimos a lo grande.

La ciudad elegida fue Segovia, aunque barajamos varias opciones al final nos decantamos por la ciudad que alberga el impresionante Acueducto romano que, junto con el centro histórico de esta bella ciudad fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1985.

Portada -Segovia

Impresionante Acueducto romano

Ciertamente también nos atraía la idea de visitar Aranjuez, cuyo Paisaje cultural fue declarado por la UNESCO en 2001 como Patrimonio de la Humanidad, Ávila o el Escorial, pero al final creo que hicimos una muy buena elección.

Segovia no es una ciudad muy grande tiene alrededor de 54 mil habitantes pero su riqueza histórica y patrimonial es innegable además hay que tener en cuenta el marco natural que la envuelve a los pies de la Sierra de Guadarrama es apabullante.

Así que después de esta presentación no me queda más que hacerte un recorrido por los principales rincones de la ciudad.

Un día en Segovia 

Acueducto romano

Lo primero con lo que te toparás es con el símbolo indiscutible de la ciudad: el Acueducto de Segovia. Con sus 2.000 años de antigüedad llegó a tener casi 15 kilómetros de longitud desde su origen en la Sierra de Guadarrama, de los cuales se conservan 958 metros distribuidos en 166 arcos.

Su imagen más fotografiada se ubica en la Plaza del Azoguejo y en su construcción no se utilizó argamasa de unión entre bloques sino que se utilizó una técnica denominada “a hueso” por la cual, simplemente, cada bloque encajaba en el otro.

Acueducto Segovia

Vista del Acueducto romano

No es muy conocido por los foráneos (entre los que me incluyo) que el Acueducto posee una parte soterrada debajo de la ciudad que comienza en el Postigo del Consuelo llegando hasta el Alcázar de la ciudad.

El viajero podrá seguir el recorrido buscando en el pavimiento de la ciudad veinticuatro placas de bronce que irán indicado por donde se sitúa el Acueducto soterrado.

Casa de los Picos

Desde la Plaza del Azoguejo subiendo por la calle Cervantes te encontrarás con la Casa de los Picos.

En su origen se trata de las Casa fortificada de los Condes de Chinchón y su función fue proteger la antigua Puerta de San Juan, que se demolió en 1888. La apariencia de la fachada de esta curiosa casa localizada en la calle Juan Bravo 33 posee la friolera de 617 picos tallados en granito con punta de diamante mientras que en su interior atesora un bonito patio renacentista.

Actualmente es sede de la Escuela de Artes y Superior de Diseño de Segovia.

Casa de Picos Segovia

Vista frontal de la Casa de Picos

Más información aquí.

Si continuas por la calle Juan Bravo, plaza del Corpus y  Calle Isabel la Católica te encaminarán hacia la Plaza Mayor pero si al llegar a la plaza del Corpus coges hacia la calle Judería vieja llegarás al barrio de la Judería y podrás ver las Murallas.

Te describo las dos opciones y tú decides que visitar antes. Total, el orden de los factores no altera el producto!

Plaza Mayor

Esta preciosa plaza del siglo XVII, localizada justo a los pies de la catedral, plagada de locales, restaurantes y tiendas, compone el centro neurálgico de Segovia, lugar de encuentro de los vecinos donde sucedieron, suceden y sucederán los acontecimiento más importantes de la ciudad.

Plaza Mayor de Segovia

Plaza Mayor

Murallas y judería

Las murallas tiene su principio y fin en el propio Alcázar de la ciudad. Antiguamente estas murallas segovianas contaban con cinco puertas de las cuales han llegado a nuestros tiempo tres de ellas, la Puerta de San Cebrián, Santiago y la de San Andrés que permite el paso hacia la Judería. Se estima que dicha muralla poseyó alrededor de 80 torres y unos 3 kilómetros de perímetro.

Los judíos vivieron en Segovia desde su asentamiento allá en el siglo XIII, fecha aproximada en la que se estima las primeras llegadas de judíos a la ciudad, hasta que fueron expulsados por Orden de los Reyes Católicos en 1492.

Existieron cinco sinagogas en la ciudad y en el siglo XV la Judería segoviana se convirtió en una las principales Alfamas de Castilla. Es imprescindible pasear por este barrio para vivir en primera persona un recorrido por unas calles que transportan a otra época plagada de un ambiente medieval que la hace única.

Judería de Segovia

Paseando por las calles de la Judería

Si quieres conocer la historia de este barrio de Segovia, te dejo aquí un enlace con mucha información sobre la Judería.

Catedral de NuestraSeñora de la Asunción y San Frutos

La Dama de las catedrales, como es conocida, de estilo gótico y cuya construcción comenzó en el siglo XVI, se erige orgullosa en el casco antiguo de la ciudad de Segovia.

Esta Catedral se edificó sobre la antigua Catedral de Santa María, que fue destruida en 1520. Personalmente, me encantó. Su estética exterior impresiona y parece un castillo de cuento.

Sin duda merece mucho la pena su visita (además hasta la 13:00 horas es gratuita)

Obras a destacar en el interior de la catedral: los dos grandes órganos barrocos  del siglo XVIII, retablo de la Capilla del Santisímo Sacramento, obra de José de Churriguera, o el Altar mayor dedicado a la Virgen de la Paz de Francisco de Sabatini.

Catedral de Segovia

Vista Lateral de la Catedral

📌 HorarioDe noviembre a marzo abre de 9:30 a 19:00 horas mientras que de abril a octubre de 9:00 a 21:30 horas.

Para más info sobre horarios/precios consultar aquí.

📌 Precio: La entrada a la Catedral son 3 € (domingos y festivos es gratuita su visita) y la entrada a la torre son 5 €

Al salir de la Catedral coge por la calle Marqués del Arco, Plaza de la Merced y calle de Daoiz y llegarás al Alcázar de Segovia.

Alcázar de Segovia

Este impresionante edificio llama muchísimo la atención de los turistas que se acercan a conocerlo.

A nosotros nos gustó mucho pero no pudimos acceder a la Torre de Juan II, ya que se hallaba en restauración y estaba cerrada al público.

Su origen se remonta al siglo XII y, fue con diferencia, la residencia favorita de la Realeza Castellana.

Alcazar de Segovia

Torres del Alcázar

En su interior se pueden contemplar muchas salas (¡¡y se pueden hacer fotos de todo!!)

Sala más interesantes

Entre las más llamativas la Sala del Solio, donde se encuentra un impresionante trono.

En la Sala de Reyes, donde podrás admirar la representación como esculturas en un friso todos los Reyes de las Coronas de Castilla, León y Asturias.

Sala Alcazar de Segovia

Sala de los Reyes

También es muy interesante la Sala de Armas donde se conservan bardas, una colección de armas, o escudos entre otras cosas.

Vistas

Desde el Alcázar podrás hacer preciosas fotos de los alrededores de la ciudad y desde la altura distinguirás algunos de los puntos más interesantes como la Iglesia de la Vera Cruz, Convento de los Carmelitas Descalzos o Monasterio de Santa María del Parral.

Curiosidades de este Alcazar

Como dato de interés: de este palacio salió el 13 de diciembre de 1474 la princesa Isabel para ser proclama Reina de Castilla en la Plaza Mayor tras la muerte de su hermano Juan.

Quien le iba a decir a esa princesa que llegaría a ser Isabel la Católica y que bajo su reinado se descubrirían lejanas tierras o se unificarían dos importantes Reinos que darían paso a la configuración actual de nuestro país.

Más información sobre el Alcázar aquí.

📌 Horario: De abril a octubre abre de 10:00 a 20:00 horas. De noviembre a marzo abre sus puertas de 10:00 a 18:00 horas.

📌 Precio

  • La entrada para visitar Palacio y museo son 5,50 €. 
  • La torre de Juan II permanecerá cerrada hasta 30 de junio de 2016 por restauración.
  • Cuando esté abierta, la entrada cuesta 2,00 €. 
  • Por 1 € más la visita será guiada y si te gusta ir por libre, también hay audio-guías. 

Más lugares de Segovia

Además de estos puntos que he querido resaltar de nuestra visita a Segovia, quiero que sepas que por el camino te encontrarás muchísimos punto de interés como son la Iglesia de San Martín, Torreón de Lozoya, Casa de la Alhóndiga, Convento del Corpus Christi..

En definitiva, Segovia atesora un interesante patrimonio monumental que no te dejará indiferente.

Probando sus sabores

Y, por último tengo que decirte que no puedes abandonar la ciudad sin probar los manjares típicos de la tierra, como son el cochinillo, la sopa castellana, los judiones o un postre riquísimo elaborado con mazapán, crema pastelera y bizcocho, el ponche.

Buscando por internet acerca del mismo leí en una web que la denominación de este tradicional postre (ponche) está registrado a nombre del dueño de una famosa pastelería de la ciudad, por lo que el uso del nombre del mismo está sujeto a derechos de autor.

Curioso cuanto menos. Polémicas aparte, lo que puedo decirte es que está riquísimo así que no descarto buscar la receta. probar a elaborarlo y si me sale bien ¡compartirlo contigo!

Nuestra experiencia

Personalmente, en una escala del 1 al 10 le doy un 9 a esta joya de ciudad y no le doy un 10 porque hizo mucho frío y no estoy acostumbrada!!!

Fuera de bromas, realmente merece muchísimo la pena acercarse a visitarla y disfrutar, paso a paso, de cada rincón que tiene que ofrecernos.

Vistas de Segovia

Vistas de Segovia

Y si quieres seguir conociendo ciudades y rincones de nuestro país, España, te dejamos más entradas aquí.

¿Y tú? ¿Conoces Segovia? ¿Qué fue lo que más te gustó de tu visita? Comparte tu experiencia con nosotros!

¡Esperamos tus comentarios!

Etiquetas: , , ,
Hola! Soy Pilar, viajera incansable que junto a Pablo, mi compañero de vida y viajes, disfruto conociendo el mundo, viviendo nuevas experiencias y contándote todos los detalles para ayudarte a planificar el tuyo.Así que si quieres viajar por libre y decidir cada paso de tu aventura, ponte cómodo, que te ayudamos a lograrlo! ¿Vienes a diseñar tu viaje ideal? ;)

Artículos relacionados

28 Comentarios

Carolina mayo 11, 2016 at 16:01

¡Hola viajera!
Adivina adivinanza… ¿quién no ha estado en Segovia? ¡La menda! Jejeje
La verdad es que siempre he tenido curiosidad por ver el acueducto en vivo, y dejarme de fotos, documentales, etc.. Debe ser impresionante.
Me ha parecido muy curiosa la casa de los picos, sin duda puro arte. Y ya ni te cuento el Alcázar, murallas y demás, este tipo de “monumentos”, que para mí lo son din lugar a dudas, me chiflan.
Ya lo que menos la gastronomía…lo del cochinillo y lo del mazapan..lo llevo bastante regulín jeje Pero sin dudarlo, seguro que tienen una gastronomía rica que sin duda me sorprendería.
Gracias, una vez más, por acercarnos a estos bellos parajes.
Besos

    Pilar Allely mayo 16, 2016 at 00:22

    Hola Carolina!! Pues nada, a seguir viajando conmigo! cuando vayas ya tienes una guía a la que agarrarte para no perderte nada de nada 😛 Estoy contigo en el tema de la gastronomía, ya que a mí no me gusta mucho comer carne pero la verdad es que sigo el refrán que dice “a donde fueres….” aunque también te digo que hay ciertas cosas que no por esas!!! jeje Muchas gracias por tus palabras 😉 Bssss

Yoli CreandoyFofucheando septiembre 30, 2016 at 18:31

¡Holaaaa Pilar! Qué bonito se ve Segovia a través de vuestras fotos.
No la conozco,pero siempre me la he imaginado muy bonita,con el Acueducto y esa Catedral que tantas veces he visto en mis libros de Arte.
Me ha parecido muy curiosa esa Casa de los picos,y también esas placas de bronce indicando el acueducto soterrado.
Y qué bien que dejen hacer fotos en el Alcázar! desde luego que maravilla de visita con tanto monumento y tanta historia a tus pies,qué pasada!!
Y tomo nota de tu consejo si puedo ir a visiatarla,desde luego mejor cuando vaya acabando la Primavera o empiece el Otoño,que yo también soy muy friolera,jajaja 😉
Muchos besooooooooos! 🙂

    Pilar Allely octubre 2, 2016 at 12:02

    A mi me pasaba como a ti. Segovia es una ciudad que he visto mil veces en libros y la verdad es que ha cumplido mis expectativas. El acueducto es inmenso e impresiona muchísimo! Gracias por tu comentario Yoli 😉

Algo especial octubre 18, 2016 at 00:11

He estado en Segovia muchas veces. La última es cuando pude entrar dentro del Alcázar. Era muy bonito, y como dices puedes sacarte muchas fotos.
Lo mejor del Alcázar está arriba del todo. Qué pena que no lo mencionaras. Hay unas escaleras mareantes en forma de caracol. Mucha gente con vérticos se raja y no quiere subir. Pues son ciento y pico escaleras, con dos descansos a pisos. Donde las ventanas hay rendijas, poco se puede ver. Pero para la pausa está bien. Cuando sigues subiendo llegas arriba. Una preciosidad de vistas, increíble todo. Me acuerdo, que mi madre no subió por lo que ge comento. Así que fui grabando todo y me quedaba sin batería, fue sacar unas cuantas fotos de las vistas, grabar y se me apagó el móvil. Sin lugar a dudas, valió la pena subir y más si pagas jeje.

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 20:36

    Buenas! No sé si ese lugar que dices está en la torre, que cuando fuimos nosotros estaba cerrada por restauración. De todos modos, gracias por el aporte y por pasarte! Saludos 😉

Ana Oval octubre 18, 2016 at 08:34

Hola Pilar!!! Segovia es uno de los destinos, que tenemos pendientes de visitar y ahora que he leido y visto las fotografías del acueducto de Segovia, de la casa de los picos, (que actualmente es la sede de la Escuela Superior de arte y diseño), la plaza mayor, la judería, la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y San Frutos, junto con el maravilloso Alcázar de Segovia, sin duda alguna, iremos a visitar esta joya de ciudad… Me ha conquistado entera, pero el edificio que más me ha gustado es el Alcázar de Segovia, (parece salir del cuento de la Bella Durmiente). En cuanto a la gastronomía, tengo pendiente probar ése cochinillo tan famoso y por supuesto, todos los demás manjares típicos de la tierra. Excelente informe… Gracias por toda la información que nos das cada semana, dónde nos muestras así, bellos y hermosos lugares del mundo. Es un placer seguirte!!! Besos Guapa

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 20:37

    Hola Ana! Me alegro que te haya gustado tanto este artículo sobre Segovia. La verdad es que a nosotros también nos encantó y desde luego pensamos que es un bellísimo lugar al que volver. Mil gracias por pasarte guapa! Bss 😉

Raquel Jimenez Lastras octubre 18, 2016 at 14:45

Una gran elección, conozco Segovia bastante bien y con tus fotos has dado una semblanza muy buena, en Segovia ya se sabe que el frío es compañero en invierno y el calor en verano jajaja. para tu próximo viaje pásate por Ávila que si Segovia te gustó Avila te dejará con la boca abierta, eso sí vete bien abrigadita.. Se nota mucho que soy de allí… jajajaja
Besos

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 20:40

    Buenas Raquel!! La verdad es que nos quedamos con las ganas de ir a Ávila, pero estoy segura que la próxima vez que subamos a Madrid nos pasaremos sí o sí. Gracias por tu comentario. Bsss 😉

Mi meta, tu salud. Carolina octubre 18, 2016 at 18:16

¡Hola cielo!
No sé lo que tienes tus artículos que siempre dan unas ganas de irse una a recorrer mundo….Aaaaais.
No he estado en Segovia, pero, este sí que es un lugar que tengo entre mis “pendientes”, sencillamente porque quiero ver en vivo el Alcázar y como no, el archiconocido Acueducto.
Pero, voy a tener que sumarle la casa de los Picos, Por Dios, ¡qué chulada! Además si es la sede de la escuela de las artes, ya sí que sí es de visita obligatoria. ^_^
Me da que para mí, cuando vaya sí será un 10, porque como ya estoy acostumbrada al frío de Lleida.. jajajajaja
Encantada como siempre de cibervisitar esos lugares tan magníficos a los que siempre nos llevas.
Besos

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 21:11

    Hola Carolina! Ya sabes que estoy encantadísima de que disfrutes tanto con los lugares que traigo cada semana. Seguro seguro que vas a disfrutar muchísimo de Segovia, y además estás acostumbrada al frio, así que ya no se puede pedir más! jeje Gracias por tu visita guapa! Bsss

Raquel Jimenez Lastras octubre 19, 2016 at 03:19

Te deje un comentario pero parece que no se ha publicado.
Esta vez sí que he estado me conozco la ciudad que visitas… y muchas veces.. Segovia y es una ciudad muy bonita, desde luego con lo que me quedo es con el acueducto, has sacado unas fotos bien chulas que muestran muy bien la ciudad. Para otro viaje te pasa por Ávila que si a Segovia le has dado un 9 a Ávila le das el diez…se nota mucho que soy de allí jajaja
Eso si prepárate para el frío, que ya sabes cómo son esas tierras castellanas…, en cuanto a la comida… me está apeteciendo cochinillo que aunque parece que a ti no te va mucho yo lo echo de menos, ahora los judiones na de na..
Besos

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 21:08

    Hola Raquel! Si que se publicó el otro comentario, así que mil gracias por tu interés y dejarme otro! muaaaaaak!

La Leonera Potinguera octubre 20, 2016 at 10:32

¡¡¡Pero que bonito!!! Yo si he estado en Segovia, pero hace como 15 años. La mayoría ni me acuerdo, pero el acueducto, me parece enorrme. Es más me has dado una idea, para hacer un plato de cerámica con el acueducto.
La Casa de los Picos me recuerda, a la Casa de las Conchas de Salamanca ¿a ti no?, siempre me pregunto que como habrán hecho esas cosas, en una época en que no existían todas las modernidades que hay ahora.
Las demás cosas no las conozco, pero algún día si puedo, me gustaría volver y pasar un fin de semana en esa ciudad, que será pequeña, pero hay bastante entretenimiento.

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 21:07

    Me alegra saber que te he despertado una idea artística! Si que es muy parecida sí. Hace poco he visitado Nápoles y también allí hay una iglesia (Chiesa Gesú Nuovo) que tiene una fachada muy parecida tanto a la Casa de los Picos como a la de las Conchas. Mil gracias por pasarte! 😉

Duapara octubre 20, 2016 at 23:06

Segovia es preciosa, recuerdo que la primera vez que fui (hace creo 11 años) me enamoré, jamás en mi vida me habían dicho que vería el castillo que inspiró a Walt Disney, ver el Acueducto tan impresionante, recorrer sus calles, conocer la historia y la gastronomía me hicieron pensar lo mismo que tu, vale la pena ir a disfrutar de Segovia. Eso si hace bastante frío como bien dices. Yo fui en primavera y hacía frío. No sé si has estado en Pedraza muy cerca a Segovia, te recomiendo ir a visitar y reservar en El jardín. se come muy bien.

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 21:04

    Gracias por tu recomendación! La verdad es que no nos dio más tiempo de visitar ningún lugar más el día que fuimos a Segovia, pero ya tengo apuntado Pedraza para próximos viajes, así como el restaurante que nos recomiendas! Saludos y gracias por pasarte 😉

Julya Pepry octubre 21, 2016 at 00:05

Me has dejado fascinada con tu viaje. Tengo un vecino al que le tengo mucho cariño que justamente es de Segovia y nunca me había contado las bellezas que tiene por su ciudad. Prendada me he quedado con el famoso acueducto, la calle de la judería vieja y el Alcazar. ¡Impresionante! Besitos.

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 20:41

    Gracias por tu comentario!! Bsss 😉

[email protected] octubre 22, 2016 at 10:45

¡ Preciosa! No la he visitado nunca, pero visitar las capitales castellanas es un viaje que tengo pendiente. Sólo he visitado Ávila de momento, pero Segovia es la siguiente de la lista.
La verdad es que más allá del Acueducto no conocía mucho más de lo que ver en esta ciudad, así que me has descubierto lugares que me interesan. Por ejemplo, la judería. Esos barrios que te transportan a otra época me fascinan. También me ha gustado mucho el Alcázar, eso remates cónicos de sus torres le dan un aire a “cuento de hadas” que me encanta.
En cuanto a la gastronomía, estoy deseando comerme un cochinillo, jejeje. Cuando estuve en Ávila no perdoné el chuletón… así que no me vendo de Segovia sin comerme el cochinillo. Mis viajes son en gran parte gastronómicos, jajajaja. Si haces el ponche ya nos cuentas qué tal, ¡y comparte la receta con nosotros, por favor!
Besos

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 21:01

    Hola Mercedes! La realidad es que Segovia es un lugar espectacular, parece salida de un cuento Disney! Pasear por sus calles se hace muy agradable. No es una ciudad muy grande pero tiene muchísimos lugares de interés. Estoy segura que te va a encantar, tanto la ciudad como su gastronomía. Mil gracias por tu comentario 😉 Bssss

Estefanía octubre 23, 2016 at 01:56

Me ha encantado tu Post, has explicado muy bien los lugares que no podemos dejar de visitar si vamos a “Segovia”.
Lo que más el Acueducto, la catedral como la casa de los picos.
En breve iré a visitarla.
Mil besos!.

    Pilar Allely octubre 23, 2016 at 20:50

    Gracias por tu comentario Estefanía! Disfruta del viaje 😉

El blog de Eliseta octubre 23, 2016 at 21:30

Hola Pilar.
Muy interesante tu entrada y además me ha recordado viejos tiempos. Estuve en Segovia hace unos cuantos años. Fui a ver a un amigo madrileño que estudiaba allí. El gran recuerdo que tengo, a parte del increíble acueducto, es la comida. Que bien llegamos a comer ese fin de semana. 🙂
Un beso

    Pilar Allely octubre 27, 2016 at 00:22

    Hola Eliseta! Gracias por tu comentario 😉 Saludos!

Paula Alittlepieceofme octubre 24, 2016 at 21:04

Si no me falla la memoria estuve hace 3 años un par de días. No es que me impactara como otras, pero indudablemente tiene su encanto. Admiro que se conserve tan bien el acueducto. Y el ambiente de tranquilidad que se respira en Castilla es único. Bss.

    Pilar Allely octubre 27, 2016 at 00:29

    Hola Paula! Nosotros no pudimos disfrutar de esa tranquilidad que nos comentas, ya que al visitar Segovia en un día festivo, estaba medio Madrid allí! Gracias por tu comentario 😉

Deja un Comentario

Conoce al equipo

Equipo viajero

¡Síguenos!

Ofertas en Hoteles