Hiroshima es una ciudad que me impresionó. Y es que siempre me han despertado el interés las ciudades que han sido víctimas de los efectos de la energía nuclear.

Realmente, son 3 las ciudades que han sufrido las consecuencias de la radiación de una manera masiva y brutal, siendo testigos del caos y del posterior silencio que trae consigo la muerte.

Esas ciudades, como bien sabes, son Hiroshima, Nagasaki (ambas en Japón) y Chernóbil (Ucrania), pero en esta entrada tan sólo voy a centrarme en Hiroshima para conmemorar el 70 aniversario del lanzamiento de la bomba, donde murieron alrededor de 80.000 personas.

Hiroshima. Bomba nuclear

Recreación de la bomba nuclear Little Boy

¿Qué ocurrió en Hiroshima?

El 6 de agosto de 1.945, a las 8.15 horas, Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica ‘Little boy’ sobre la ciudad de Hiroshima. Tan sólo 3 días después, lanzaron una segunda bomba ‘Fat man’ sobre otra ciudad japonesa: Nagasaki.

Esto causó terribles consecuencias sobre la población de ambas ciudades, siendo la más perjudicada Hiroshima, que en esos momentos era un punto militar estratégico del ejército japonés y el objetivo de EEUU consistía en causar el mayor daño posible sobre el Imperio del Sol naciente, por lo que no dudaron en lanzar la bomba allí.

Me sorprendió conocer que también se barajaron otros destinos sobre los que lanzar la bomba, como Kyoto o Tokio, por lo que el resultado hubiera sido aún más desbastador, ya que además de conseguir hacer el daño que pretendían, hubieran exterminado las raíces culturales y religiosas de un país.

Pues bien, tras haberte hecho un resumen sobre la historia reciente de la ciudad para entender el antes y después de la misma, te propongo un recorrido de dos día de duración.

Visita a Hiroshima

Lo primero que vamos a hacer es dejarte un plano interactivo de las visitas, para que puedas consultar sus localizaciones.

Cúpula Genbaku o Monumento a la paz

Después de visitar la Isla de Miyajima, que te explicamos más abajo, cogimos de nuevo el ferry, volviendo a la Estación de Hirodenmiyajimaguchi.

Allí subimos a un tren con dirección a la Estación Hiroden-Nishihiroshima, para allí coger un tranvía y dirigirnos al Monumento de la Paz de Hiroshima (Cúpula Genbaku o Cúpula de la Bomba Atómica).

Hiroshima. Dome

Cúpula Genbaku dome

Te encontrarás, cara a cara, con el único edificio que sobrevivió a la explosión atómica, que como dato curioso, te diré que fue construido por un arquitecto checo, Jan Letzel.

Dicho monumento es objeto de polémica entre los japoneses, pues, por un lado hay quienes piensan que se debería demoler por evocar dolorosos recuerdos a las familias que perdieron a sus seres queridos y, por otro lado, quienes mantienen que debe conservarse como recuerdo de lo que pasó y que no debe volver a suceder jamás.

Nos impactó muchísimo el sólo hecho de verlo, sabiendo los hechos históricos que han sucedido allí.

Como ya era la hora del almuerzo, paramos a coger fuerzas en un famoso restaurante especializado en Okonomiyaki, Nagataya-okonomi, que se encuentra muy cerquita del Genbaku. Si pulsas encima del nombre del restaurante entrarás en su página web, eso sí, en japonés 🙂

Hiroshima. Llama eterna

Llama eterna de la paz

Peace Memorial Park

Después de comer nos preparamos para seguir visitando la ciudad, así que nos dirigimos hacia el Peace memorial park, erigiéndose el Cenotafio, donde arde la llama de la paz y, por último visitar el Museo de la paz.

Su visita es sin duda, sobrecogedora. Es imposible entrar en el museo y quedar impasible ante las historias de esas personas que encontraron la muerte ese fatídico día 6 de agosto de 1.945 a las 8:15 horas.

Museo de la Paz

No se me olvidará jamás lo que vi allí, concretamente una de las historias me impactó profundamente y quiero compartirla contigo.

Ese día una persona, como tantas otras, se hallaba sentada en las escaleras de su banco habitual, esperando a que éste abriera sus puertas para hacer sus gestiones diarias, cuando justo en ese momento explotó la bomba.

Desapareció en el acto de la faz de la tierra para siempre y lo único que quedó de ese ser humano tras la explosión, impreso en el escalón, fue su sombra. Espeluznante como mínimo.

Hiroshima. Ataque nuclear

Objeto de las personas que murieron en el ataque nuclear

¿Y la Radiación?

A mí me surgió una pregunta cuando llegué a Hiroshima.

¿Cómo es posible que la población pueda vivir sin radiación alguna?

La respuesta a mi pregunta la encontré en este Museo de la Paz.

Las bombas lanzadas por los EEUU sobre ambas ciudades no contenían suficiente cantidad de uranio / plutonio como para generar unas consecuencias medioambientales permanentes que no posibilitaran la vida humana en el lugar donde se lanzaron. Además, dichas bombas explotaron en el aire, a 600 metros sobre ambas ciudades, por lo que la radiación se dispersó (no se concentró en la superficie).

También supe tras la visita al Museo que la segunda bomba, caída sobre Nagasaki, debía haber sido lanzada en otra ciudad nipona, Kokura, pero a causa de la nubosidad que hubo ese día sobre dicha ciudad, a los estadounidenses les fue imposible lanzarla y buscaron una alternativa viable: Nagasaki.

Lo que fue una bendición para unos, se convirtió en una pesadilla para otros. De hecho, desde la II Guerra Mundial, Japón no ha vuelto a tener ejército (tan solo posee autodefensa) y promueve activamente que los países con armamento nuclear, abandonen la investigación armamentística para evitar lo que un día pasó allí.

Sinceramente, si eres una persona muy sensible te advierto que la visita a Hiroshima es impactante.

A mí esa noche me costó dormir pensando que me encontraba en una ciudad en la que 70 años atrás se produjo un acto de guerra tan cruel y miserable que no tiene justificación.

Castillo de Hiroshima y Santuario Gokoku Jinja

Continuando con el recorrido, al día siguiente, fuimos a visitar el Castillo de Hiroshima, reconstruido completamente como réplica del original tras la explosión atómica donde podrás encontrar un Museo de Historia de la ciudad y de los castillos nipones.

Hiroshima. Castillo

Castillo de Hiroshima

También visitamos el Santuario Sintoísta Hiroshima Gokoku Jinja, dedicado a los espíritus que murieron en las Guerras ocurridas en Japón desde la restauración Meiji hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Isla de Miyajima

Realmente fue la primera visita que hicimos en la zona.  Llegamos en tren bala desde Kyoto a Hiroshima.

Una vez en Hiroshima, cogimos un ferry para visitar durante la primera mañana la sagrada Isla de Miyajima, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1.996.

Gran Torii sintoista de Miyajima

Allí pudimos contemplar el gran Torii o puerta sintoísta construida en el mar que puede visitarse de cerca cuando baja la marea.

También visitamos el templo Itsukushima, construido en el siglo VI y paseamos por los alrededores del templo zambulléndonos de lleno en la vida popular de la zona, visitando puestos y tiendas de todo tipo.

Hiroshima. Isla de Miyajima

Paseando por Miyajima

Alojamiento

Nosotros nos alojamos dos noches en Hiroshima, concretamente en el Hotel Sheraton Grand Hisroshima. Puedes cotillearlo si haces click sobre él.


Booking.com

Y si te has quedado con más ganas de Japón, te dejo un enlace del Cuaderno de Bitácora sobre nuestro viaje al país del sol naciente.

¿Y tú?¿Conoces Hiroshima? ¿Qué ha sido lo que más te ha gustado de este post? Cuéntanos tu experiencia

¡Esperamos tus comentarios!

Etiquetas: , , , ,
Hola! Soy Pilar, viajera incansable que junto a Pablo, mi compañero de vida y viajes, disfruto conociendo el mundo, viviendo nuevas experiencias y contándote todos los detalles para ayudarte a planificar el tuyo.Así que si quieres viajar por libre y decidir cada paso de tu aventura, ponte cómodo, que te ayudamos a lograrlo! ¿Vienes a diseñar tu viaje ideal? ;)

Artículos relacionados

18 Comentarios

Izanen marzo 28, 2016 at 13:02

Gracias por tu post.Muchas veces nos olvidamos de todo lo que ha sufrido nuestra humanidad, y con ello, nos olvidamos de que detrås de toda guerra, son personas las que sufren el mayor impacto, mås hayá de banderas, culturas o razas. FELIZADES POR TU ARTĪCULO!

    Pilar Allely marzo 28, 2016 at 13:12

    Totalmente de acuerdo con tu comentario. Mil gracias por tu comentario 😉

Sandra marzo 28, 2016 at 15:18

Que chulada sin ninguna duda me voy a ver el cuaderno de bitacora de tu viaje tus experiencias y los lugares son fascinantes.

    Pilar Allely marzo 28, 2016 at 15:33

    Me alegro que te haya gustado! Muchísimas gracias por tu visita y comentario!

divina marzo 28, 2016 at 20:18

Gracias por tu post, me parece muy interesante, el sitio creo que me gustaría visitarlo pero creo que me cae muy lejos y se sale de nuestro presupuesto aunque nunca se sabe donde te puede lleva la vida

    Pilar Allely marzo 28, 2016 at 22:23

    Claro que sí, esa es la actitud! Saludos y gracias por dejar un comentario 😉

Mery marzo 29, 2016 at 23:43

Vaya….qué curiosidades!! La tierra asiática no me llama la atención en absoluto cuando pienso en los próximos destinos que me gustaría visitar… pero siempre es bueno tener cultura general 🙂 qué bien que puedas conservar estas fotos que tristemente ya no se repetirán… besos y gracias por compartir!!

    Pilar Allely marzo 31, 2016 at 23:03

    Pues te animo a leer los post que les he dedicado a Japón y ya verás como te empiezan a ganar!! Personalmente, es uno de los mejores viajes que he vivido. Saludos y gracias por tu comentario 😉

Estrellas de Web abril 2, 2016 at 20:52

Muy interesante tu forma de presentarnos Hiroshima, me ha encantado que nos des a conocer su historia y actualidad. Feliz fin de semana. Bss.

EW

    Pilar Allely abril 3, 2016 at 10:10

    Gracias por comentar 😉

The World Kats abril 3, 2016 at 00:11

El año pasado una amiga fue y me comento que ya no queda mucha cosa de lo que sucedio ahi, solo la historia, que tiene mucho encanto y que le fascina la esencia del lugar, a mi me da mucho pesar, pero es la mejor muestra de superación de una población.

    Pilar Allely abril 3, 2016 at 10:11

    Si, cierto. Desde luego es impresionante comprobar que no queda ni rastro de aquella desgracia. Un saludo y Gracias por dejar un comentario! 🙂

Palabra de diva abril 3, 2016 at 13:11

Un destino de viaje para aprender del pasado y para asombrarnos una vez más, de la capacidad del ser humano para destruir y recomponerse tras el caos 🙁
Muy bonito tu viaje, muchas emociones a flor de piel, me ha hecho reflexionar.

    Pilar Allely abril 3, 2016 at 23:15

    Me alegro que te haya gustado mi entrada. Mil gracias por el comentario! 🙂

MirBlackBeauty abril 3, 2016 at 13:33

qué buen post! Nosotros vamos a Japón en octubre por segunda vez. Esta vez iremos a Hiroshima, la primera no lo hicimos. Y por supuesto a Miyajima, estoy deseándolo. Me paso a leer y comentar tu cuaderno a ver qué más cosas veo de Japón y si las conozco ya. Un beso

    Pilar Allely abril 3, 2016 at 23:22

    Gracias por tu comentario!! 😉

Maria Crochet abril 3, 2016 at 20:45

Las fotos son preciosas y la visita, como bien dices, tiene que dejar muy mal cuerpo. Son terribles las atrocidades que se cometieron y cuyas consecuencias aún se sufren.

    Pilar Allely abril 3, 2016 at 23:28

    Es muy impactante. Me pasó lo mismo cuando visité la Casa de Ana Frank en Ámsterdam, la certeza de saber que algo terrible sucedió en el mundo en un momento concreto y las historias de las personas que sufrieron las consecuencias. Mil gracias por comentar! 😉

Deja un Comentario

¡Síguenos!

Conoce al equipo

Equipo viajero

Ofertas en Hoteles