Hace pocos días viajamos a la ciudad de Copenhague, capital de Dinamarca, que es donde se localiza Christiania. Nuestra estancia fue de 3 noches, visitando muchísimos lugares de interés turístico.

Además nos acercamos hasta la localidad de Elsinor o Helsingor (a unos 45 minutos en tren desde Copenhague) donde visitamos el impresionante Castillo de Kronborg, conocido mundialmente por ser el escenario en el que William Shakespeare sitúa su obra Hamlet y en verano se suelen hacer representaciones teatrales de las obras del autor inglés.

Si quieres conocer más acerca de este castillo sólo tienes que hacer click aquí.

CHRISTIANIA. VISTA COPENHAGUE

Realmente este viaje nos ha encantado pero ya hablaré de él en próximas entradas, ya que en esta ocasión quiero centrar el hilo en un rincón que nos llamó poderosamente la atención dentro de la ciudad de Copenhague.

Se trata de La Ciudad libre de Christiania. 

Conocíamos su existencia y la verdad, teníamos ganas de conocerla in situ, ya que nos parecía un lugar un tanto extraño.

Pero si no sabes nada acerca de Christiania, no te preocupes, sigue leyendo para enterarte de todo!

¿Qué es Christiania?

Christiania es una especie de ciudad dentro de un barrio de Copenhague “Christianshavn” donde una multitud de ocupas (hay cerca de 800 habitantes) viven sin cumplir ningún tipo de norma convencional, tan sólo las suyas propias que son decididas en asambleas dentro de una estructura social anarquista.

De ahí que se la conozca como ciudad libre.

Christiania

De hecho, investigando en la red acerca de este atípico barrio he descubierto que está ubicado en 34 hectáreas de las que fueron unas antiguas instalaciones del ejército danés ocupadas en 1971.

Al parecer el gobierno danés ha intentado en varias ocasiones desalojar el barrio pero al final se le reconoció un estatus de semilegalidad y es un hecho que la compra-venta de marihuana es el negocio más trascendente del barrio desde su fundación.

En su calle más famosa, Pusher Street, se llevan a cabo la mayoría de las transacciones sin que esto inmute para nada la vida de sus habitantes, ya que la droga blanda (en especial la marihuana) es tolerada en el barrio y las Autoridades danesas no se inmiscuyen en cuanto al tema.

¿Es un lugar seguro?

Un dato interesante a tener en cuenta y, que quiero resaltar si tienes pensado visitar este lugar, es que no hay constante presencia policial en la zona, incluso se ha publicado en prensa escrita que desde hace poco tiempo hasta la actualidad se han llevado a cabo varias redadas por parte de la policía para luchar contra el tráfico de drogas.

Cophenague. Christiania

En la propio web oficial de visitDenmark se hace una advertencia expresa a la seguridad para los turistas que quieran acudir a este curioso barrio.

Te dejo el enlace para que puedas ojearlo pulsando aquí, pero te adelanto que entre las recomendaciones que se citan en la web me ha llamado la poderosamente la atención que adviertan que no se pueden hacer fotografías una vez dentro y, que es conveniente que el turista no entre en susodicho barrio con cámaras fotográficas e incluso con móviles que tenga cámaras integradas por ese motivo… llamativo, ¿verdad?

Atractivo turístico

Como imaginarás, este lugar es uno de los principales atractivos del país.

Miles de personas lo visitan siendo el segundo lugar más turístico de Copenhague, por detrás del Tivoli, el Parque de atracciones de la ciudad y de mayor antigüedad del mundo.

CHRISTIANIA. TIVOLI

Su atractivo como zona libre, espacio natural y verde, donde sus ciudadanos deciden como llevar sus vidas sin someterse a las reglas convencionales abogando por el arte, actividades culturales y la tolerancia con las drogas blandas hacen de este lugar un sitio único en el mundo y, desde luego, despierta la curiosidad de aquellos que escuchan hablar de él.

Nuestra experiencia

Desde nuestra experiencia paseando por el barrio puedo decir que, personalmente, no me gustó mucho, la verdad.

Sentí inseguridad en determinadas zonas, ya que muchas de las personas que vendían sustancias ilegales, las cuales estaban expuestas en distintos puestos a lo largo de la calle, llevaban la cara totalmente tapada con pasamontañas o pañuelos.

No me pareció para nada ese lugar alegre, libre y divertido del que hablan los propios habitantes de esta mal llamada ciudad libre, si no que por el contrario, me dio la sensación de un lugar un tanto dejado y decadente en el que parece que lo único a lo que se dedican es vender sustancias nocivas para la salud.

Pero al margen de mi opinión, es una experiencia más que vivir dentro de Copenhague, por lo que si visitas la ciudad y tienes curiosidad, no debes descartarla, aunque te hago algunas recomendaciones: no entrar si vas con niños; una vez dentro, no sacar cámaras de grabación de vídeo o imagen y, si es posible, visitar durante el día. No es recomendable entrar en Christiania de noche.

Espero que te haya parecido interesante nuestra visita a Christiania, una ciudad libre un tanto atípica.

Si te han entrado ganas de visitar Copenhague y quieres ir mirando hoteles, te dejo el buscador de hoteles Booking para que encuentres las mejores ofertas.



Booking.com

Y si quieres conocer más sobre la capital danesa, te dejo nuestra entrada sobre Copenhague.

¿Has visitado Christiania? ¿Te gustó la visita? Cuéntame tu experiencia!

¡Esperamos tus comentarios!

Etiquetas: , ,
Hola! Soy Pilar, viajera incansable que junto a Pablo, mi compañero de vida y viajes, disfruto conociendo el mundo, viviendo nuevas experiencias y contándote todos los detalles para ayudarte a planificar el tuyo.Así que si quieres viajar por libre y decidir cada paso de tu aventura, ponte cómodo, que te ayudamos a lograrlo! ¿Vienes a diseñar tu viaje ideal? ;)

Artículos relacionados

14 Comentarios

Maquilladictas Blog julio 12, 2016 at 14:45

¡Qué valor de meterte ahí! jajajajaja. Muy curioso, sin duda, pero creo que sería un sitio del que me conformo con lo que me cuenten… Qué yuyu…
Un besito!!

    Pilar Allely julio 13, 2016 at 00:07

    Tú lo has dicho, pero valor.. la verdad es que sentí inseguridad y no volvería a entrar, pero como siempre digo, una experiencia más! Gracias por tu comentario Mercedes!! 😉

Mi meta, tu salud. Carolina octubre 31, 2016 at 17:37

¡Hola!
Pues vaya chasco me he llevado la verdad. Estaba ya, como siempre maravillada, con todo lo que nos contabas sobre la marcha, pero me he ido desencantando a medida que pasaba el post.
A ver, a mí me gusta lo diferente, lo atípico, no me gusta ir a visitar las cosas de “catálogo”, aunque admito que haya algunas que sí quiero ver si o si antes de que estire la pata, y era eso precisamente lo que me estaba atrayendo del lugar. Además el nombre La ciudad LIBRE… prometía mucho.
Pero vamos, eso de ir a un sitio y no sentirte segura, con lo despiste que soy yo, porque cuando visito algo me olvido de telf, cámaras y del mundo… Fijo que no es un lugar para mí. aunque claro está, nunca digas nunca jamás 😉
Como siempre,un placer perderme por esos parajes gracias a tus artículos.
Besotes

    Pilar Allely noviembre 3, 2016 at 02:54

    Hola Carolina! a mí me pasó un poco eso.. el lugar prometía pero cuando lo conocí pues me llevé un chasco. Ahora bien, como siempre digo, en el post doy mi opinión, lo mismo el día que visites Copenhague te acercas a conocer Christiania y te encanta.. Mil gracias por tu comentario! Bss

MeryShopping noviembre 1, 2016 at 23:45

Parece muy curiosa esta ciudad, y aunque no te sintieras segura totalmente en su visita, si no hubieras ido te habrías quedado con las ganas. Si yo aluciné con la pasividad ante el consumo de marihuana en Holanda, en este sitio me habría quedado de piedra, aunque la diferencia es que en Holanda no hay inseguridad en absoluto. Seguro que los daneses se han planteado eso de…”si no puedes con el enemigo, únete a él” y les han dejado algo más de permisividad, pero por esa regla de tres… estaríamos igual en España con tantas ganas de separatismo que hay… un gran dilema la verdad. Gracias por compartir!

    Pilar Allely noviembre 2, 2016 at 00:43

    Como bien dices, en Holanda no se siente en absoluto esa inseguridad que si sentí en Christiania, pero también he decir que son contextos distinto. De cualquier modo, estoy de acuerdo en que si no hubiera ido, después me hubiera arrepentido. Gracias por tu comentario Mery! Saludos 😉

Pequeños Accidentes (Lola Redondo) noviembre 4, 2016 at 12:54

Conocía Christiania a través de algunos programas de viajes en TV pero no la pude visitar cuando estuve en Copenhague y no sé si algún día tendré la oportunidad. Al ver las imágenes lo primero que pensé fue en la seguridad y que sería una locura visitarla de noche. Creo que para conocer una zona, ciudad, país,… lo mejor es visitar todo.
Muchas gracias por hacernos viajar!! Un beso guapa!!

    Pilar Allely noviembre 5, 2016 at 01:37

    Hola Lola! Si que es verdad que visitar muchas cosas da mucha amplitud de miras a la hora de conocer un lugar. Muchas gracias por pasarte y por tus palabras! Bss

Paula Alittlepieceofme noviembre 6, 2016 at 16:49

No conocía esta ciudad, pero por el nombre pensé que tendría alguna iglesia importante…
Me llama mucho la atención lo que comentas acerca de la venta de mariguana, que hagan la vista gorda las autoridades…¿y que no se puedan hacer fotos? Si hasta los turistas sabéis lo que hay…No me imaginaba un sitio así en Dinamarca, me choca mucho. Bss.

    Pilar Allely noviembre 6, 2016 at 21:28

    En realidad es una ciudad dentro de Copenhague con unas características propias muy singulares como has leído en la entrada. Es un sitio curioso y siempre puedes elegir visitarlo o no. Gracias por tu comentario Paula! 😉

Sandra Cronistera noviembre 6, 2016 at 19:15

Vaya, no había oído hablar nunca de este lugar/barrio/miniciudad y aunque por una parte me resulta curioso (un lugar donde la gente hace lo que le place sin excesiva vigilancia), por otra me echa un tanto para atrás. Como curiosidad está bien saber de su existencia, pero… no creo que me acercara por allí, jeje.

    Pilar Allely noviembre 6, 2016 at 21:22

    Y es que dicen que el saber no ocupa lugar! Gracias por pasarte Sandra! Bss

Vanesa noviembre 7, 2016 at 18:53

Me encantó el post de Copenhague y esta ciudad seguro que tiene su aquel pero no creo que si voy a Dinamarca la visite, la verdad. No soy amiga de los okupas y no creo que me sintiera bien en un sitio como este. No obstante y como bien dices “el saber no ocupa lugar” jejeje. Muaks

    Pilar Allely noviembre 11, 2016 at 22:55

    Hola Vanesa! Si que es verdad, además, para gustos los colores! Mil gracias por pasarte 😉

Deja un Comentario

Conoce al equipo

Equipo viajero

¡Síguenos!

Ofertas en Hoteles