Como es bien sabido por aquellos que profesan la fe Católica, la Iglesia prohíbe comer carne en el menú previsto para todos los viernes durante la Cuaresma.

A este deber cristiano se le conoce como vigilia, y como comprenderás, es imprescindible tener un recetario para poder “sobrevivir” a esta penitencia, donde el pescado y los potajes cobran un papel protagonista.

Córdoba en Semana Santa

Y concretamente, el bacalao es la estrella de la mesa, ya sea en forma de buñuelos, croquetas o tortillitas, también rebozado, en salsa.. encontrarás mil formas de prepararlo.

Así que, si no es por devoción, prepárate a disfrutar de este menú tan delicioso por razones prácticas: disfrutar de la buena mesa.

El menú que he elegido va a consistir en dos platos tradicionales:

  1. Primer plato: Buñuelos de bacalao
  2. Postre: Torrijas

Menú de Semana Santa

Buñuelos de bacalao

Ingredientes

  • 200 gr de bacalao desalado
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma o colorante (mejor cúrcuma que es natural)
  • 1 cebolleta
  • 1/2 cucharadita de  levadura química.
  • 1 pizca de sal
  • 150 ml de agua
  • 130 gr de harina
  • Aceite de oliva virgen extra (para freir)

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es desalar el bacalao, para ello te adjunto una guía para que puedas seguir los pasos.

Una vez el bacalao esté desalado, ya podemos empezar a preparar nuestra receta. También venden bacalao ya desmigado y desalado, por lo que te será más rápido y útil,  ya que no tienes que hacer el desalado del pescado.

Comenzamos picando la cebolleta, el ajo, el perejil y, desmigando el bacalao. Lo reservamos todo en un bol.

A parte, en otro bol, echamos el huevo, la harina, la levadura y la cúrcuma, que es para darle a los buñuelos el color amarillo típico de esta especia y un sabor muy rico.

Lo mezclamos y le añadimos lo que teníamos reservado (bacalao, ajo, perejil y cebolleta) Volvemos a mezclar y ya tenemos lista la masa de nuestros buñuelitos.

Ponemos abundante aceite de oliva virgen extra a calentar en una sartén. Cuando esté caliente y con la ayuda de dos cucharas, comenzamos a coger masa de buñuelo, le damos forma redondita y la freimos en el aceite caliente.

Cuando estén doradas, sacarlas a una fuente cubierta con papel de cocina para quitarles el exceso de aceite.

¡LISTOS PARA SERVIR!

Torrijas

Hoy día existen multitud de variantes de las torrijas: torrijas al vino, al chocolate, con plátano y nutella (sí sí, como lo leéis, he visto la receta en la red) con crema, con anís.. pero a mí me encantan las torrijas con miel y las tradicionales que llevan canela y azúcar.

Hace unos días fuimos a cenar a un restaurante donde habían elaborado especialmente para Semana Santa un postre que consistía en un arroz con leche acompañado por una torrija con azúcar y canela.

Me encantó la idea y quería compartirla contigo, porque es una buena opción para sorprender a tus invitados.

Ingredientes

Os voy a escribir lo mínimo que se despacha para una buena fuente de torrijas. Ya será cosa tuya las que quieras preparar.

  • 1 barra de pan (de las que venden para torrijas o del dia anterior)
  • 1/2 l. de leche
  • 2 huevos
  • Azúcar
  • Aceite de oliva virgen extra (hojiblanca es una variedad suave adecuada para las torrijas, pero elige la que más te guste)
  • Canela en polvo
  •  Piel de un limón
  • 1 rama de canela

Preparación

Lo primero es cortar el pan en rebanadas y reservar.

A continuación poner a calentar la leche, con la rama de canela y la piel de un limón. En la leche tendrás que mojar las rebanadas que tienes reservadas, por lo que no conviene que esté muy caliente porque se te podrían deshacer.

Ve colocándolas en una fuente para que suelten el exceso de leche.

Mientras escurren las rebanadas, ve batiendo los huevos y pon el aceite de oliva a calentar.

Una vez esté caliente, fríe las rebanadas por ambos lados y cuando estén doraditas, colócalas en una fuente con papel de cocina para que suelten el exceso de aceite y, por último, pásalas por azúcar con canela.

Si las prefieres con miel , todo el proceso es igual, pero tendrías que poner a calentar una cazuelita con agua y miel (para que no esté muy espeso y no te cueste trabajo rebozar las torrijas) y una vez que las tengas fritas y sin exceso de aceite, pasarlas por la miel.

Menú semana santa. torrijas

Riquísimas torrijas

¡Qué lo disfrutes! Si puedes, que sea aquí, en Andalucía, acompañando el menú con un buen vino de la tierra y viviendo la Semana Santa en sus mútliples facetas.

Si no vas a venirte, te dejo un trocito de nuestra gastronomía para que puedas prepararla y disfrutarla con tu familia.

Pero si quieres conocer más cosas sobre la Semana Santa no dudes en echarle una vista a este enlace.

Y por supuesto, te invito a que me dejes sugerencias, comentarios o, me cuentes que otras recetas típicas de Semana Santa conoces.

¡Esperamos tus comentarios!

Etiquetas: ,
Hola! Soy Pilar, viajera incansable que junto a Pablo, mi compañero de vida y viajes, disfruto conociendo el mundo, viviendo nuevas experiencias y contándote todos los detalles para ayudarte a planificar el tuyo.Así que si quieres viajar por libre y decidir cada paso de tu aventura, ponte cómodo, que te ayudamos a lograrlo! ¿Vienes a diseñar tu viaje ideal? ;)

Artículos relacionados

3 Comentarios

gloria marzo 25, 2015 at 12:31

Me ha encantado la receta. Probaré a prepararlas como nos muestras en tu post, porque las torrijas son mi debilidad! y las que preparaste tienen una pinta exquisita!! Gracias por mostrarnos un pedacito de la gastronomía andaluza. También se viaja a través de la gastronomía y seguramente es lo que más disfruto yo. Saludos

Marta Parejo marzo 20, 2016 at 15:44

Es verdad, hay que adaptar el menú para no comer carne, así que ahora en vez de hacer el potaje de garbanzos con pringá, en mi casa se hace con bacalao. Y te digo una cosa, que también está de rechupete eh. n_n
En cuanto las torrijas… ufff.. madre mía. Aquí ahora nos abstenemos un poco, pero eso no quita que nos comamos alguna que otra. Mis preferidas son las de miel y las de azúcar y canela, como te pasa a tí jajaja. Eso de meterle nutella… no se, echa un poco para atrás, pero lo mismo lo pruebo y me como unas pocas jajaja.
También es muy típico hacer rosas con miel, o hacer pestiños… uff.. los pestiños es una locura. La primera vez que los hicimos en mi casa, creímos que no iban a salir tantos y salieron tres bandejas… claro que las repartimos despues y quedamos mi madre y yo como unas reinas. Jajajaja
Gracias por compartir tu menú con los demás. Un saludo. n_n

    Pilar Allely marzo 20, 2016 at 16:20

    Me apunto el potaje de garbanzos con bacalao, porque como apuntas, tiene que estar de vicio! Es cierto lo que comentas sobre preparar pestiños. De hecho, estas navidades publiqué una entrada con la receta de los pestiños, porque también son típicos de hacer tanto en Navidad como en Semana Santa. Mil gracias por tu comentario, Marta y Saludos!! 😉

Deja un Comentario

Conoce al equipo

Equipo viajero

¡Síguenos!

Ofertas en Hoteles