Porque lo prometido es deuda te traigo esta semana la segunda parte de la entrada dedicada a la ciudad de Lisboa.

Como bien recordarás, estuvimos haciendo un recorrido por los barrios más tradicionales de la ciudad: La Alfama, la Baixa, Chiado y Barrio Alto haciendo una parada en sus monumentos más significativos, pero te dejé pendientes tres barrios que merecen la pena visitar como son Belém, Parque de las Naciones y la zona de la Plaza del Marqués de Pompal / Avenida de la Libertad.

Pues bien, empezaremos explorando la Plaza del Marqués de Pompal y la Avenida de la Libertad, puesto que son zonas colindantes con dos de los barrios de los que hablamos la semana pasada, con la Baixa y Chiado-Barrio Alto, continuando el recorrido de la ciudad desde ese punto.

La Plaza del Marqués de Pompal, a través de la Avenida de la Libertad, conecta la parte antigua de la ciudad (sus barrios más tradicionales) con la Lisboa moderna, por lo que es un buen lugar para disfrutar de un paseo por esta preciosa Avenida de, aproximadamente, un kilómetro de extensión en la que se erigen edificios construidos en el siglo XIX, plagada de jardines y terrazas donde poder tomarte un refresco que te de fuerzas para continuar con la ruta.

lisboa-monasterio-jeronimos

Monasterio de los Jerónimos

Una vez hayas disfrutado de esta zona de la ciudad, puedes volver a la Plaza del Comercio y desde allí caminar hasta  la estación de Cais do Sobre, para tomar el tranvía 15 que te llevará hasta otro de los barrios más turísticos de la ciudad: Belém.

Los monumentos más significativos de este barrio son: Monasterio de los Jerónimos, Monumentos a los Descubridores, Torre de Belem  y, aunque no entra dentro de la categoría de monumento no puedo dejar de nombrar la famosísima Pastelería de Belém, donde podrás degustar los exquisitos Pasteis de Belém, unos dulces muy típicos y bien ricos.

Te los recomiendo. Pero volviendo a la visita de los monumentos de este barrio te recomiendo empezar por la Torre de Belém, continuar por el Monumento a los Descubridores y terminar visitando el Monasterio de los Jerónimos.

lisboa-belem

Torre de Belem

La Torre de Belém, de estilo manuelino, construida en el siglo XVI a la orilla del río Tajo, fue declarada junto con el Monasterio de los Jerónimos Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1983, siendo utilizada en la época en la que fue construida como armería y prisión.

Una vez visitada la Torre podéis ir caminando desde allí hacia el Monumento a los Descubridores, construida en el siglo XX, rememora los quinientos años de la muerte del infante Don Enrique “el Navegante“.

lisboa-monumento-descubridores

Monumentos a los descubridores, en Belem

En dicho Monumento se representan los ilustres portugueses de la Era de los Descubrimientos. Desde lo alto del mismo se pueden contemplar magníficas vistas tanto del río y como del barrio de Belém.

Desde allí puedes dirigirte al Monasterio de los Jerónimos, de estilo manuelino, construido en el siglo XVI por el Rey Manuel I y, donde yacen los restos mortales del descubridor portugués Vasco de Gama, del poeta Fernando Pessoa, del escritor Luis Camoes y del propio Rey Manuel I.

La visita de la iglesia es gratuita pero si quieres conocer el claustro, deberás pagar entrada.

 Por último, acabaremos el recorrido por la ciudad en el Parque de las Naciones, construido con motivo de la Exposición Universal de 1998, al que se puede acceder si vas en metro por la Estación de Oriente (construida por Calatrava) o por el Puente Vasco de Gama si vas en coche.

Además, aquí se ubica el Oceanario de Lisboa, el segundo más grande de Europa y que se halla como si flotara en el agua, teniendo que acceder a las instalaciones a través de unas rampas o pasarelas. Puedes saber más acerca de este lugar aquí.

Tiene varias zonas donde observar las distintas especies según el clima. Personalmente, me encantó visitarlo, siendo su visita muy recomendable si viajas con niños.

Cerca encontrarás el Centro comercial Vasco de Gama (puedes acceder desde la propia estación de Oriente) donde podrás descansar, recuperar fuerzas en alguno de sus restaurantes y si te apetece, dedicar una tarde a las compras.

lisboa_opt-3
Ah! y se me olvidaba compartir contigo otra visita que me encantó: el Jardím Zoológico. El día que lo visitamos estaba lloviendo y sinceramente, me encantó, porque estábamos prácticamente solos en el zoo por lo que disfrutamos muchísimo de la visita. Las instalaciones son muy bonitas y es bastante grande, por lo que si vas con niños.. ya sabes!

Por si te perdiste la primera parte del recorrido por Lisboa, te dejo el enlace aquí.

Como puedes comprobar la oferta turística-cultural de Lisboa es inmensa y apta para todos los públicos! ¿Has visitado Lisboa? ¿qué es lo que más te gustó de la ciudad?

¡Esperamos tus comentarios!!

Etiquetas: ,
Hola! Soy Pilar, viajera incansable que junto a Pablo, mi compañero de vida y viajes, disfruto conociendo el mundo, viviendo nuevas experiencias y contándote todos los detalles para ayudarte a planificar el tuyo.Así que si quieres viajar por libre y decidir cada paso de tu aventura, ponte cómodo, que te ayudamos a lograrlo! ¿Vienes a diseñar tu viaje ideal? ;)

Artículos relacionados

2 Comentarios

Carol Diabetic Travel junio 16, 2015 at 12:22

Estuve en Lisboa en marzo y me encantó su ambiente bohemio y acogedor de las personas. Ánimo con tu blog!! Escribes y redactas muy bien. Un saludo!!

    Viajeros, ¡a viajar! junio 16, 2015 at 12:40

    Muchas gracias por tu comentario! Me alegro mucho que te guste mi blog 🙂 Saludos

Deja un Comentario

Conoce al equipo

Equipo viajero

¡Síguenos!

Ofertas en Hoteles