Itálica, qué ver durante la visita a la antigua ciudad romana

Itálica, qué ver en la antigua ciudad romana

|Si vas a visitar la provincia de Sevilla próximamente, no puedes perderte Itálica. Nosotros te contamos cómo llegar y que podrás ver allí.

En nuestra última visita a la provincia de Sevilla, nos acercamos hasta Santiponce para hacer una visita a Itálica.

Allí pudimos conocer la antigua ciudad romana, caminar por sus grandes avenidas descubriendo todos y cada uno de los lugares más emblemáticos de su época de mayor esplendor.

Necesitarás al menos un par de horas para disfrutar de un agradable paseo, parándote tranquilamente a observar las casas de la ciudad y los preciosos mosaicos que han llegado hasta nuestros días.

Y lo mejor de todo es que podrás conocer este yacimiento arqueológico sin coste alguno, ya que la entrada es gratis para los españoles o ciudadanos de la UE.

Cómo llegar

Si viajas en avión, llegarás al Aeropuerto de Sevilla.

Desde allí puedes alquilar un coche, si pretendes moverte por la provincia o utilizar algún transporte público para llegar hasta el centro de la ciudad.

Encuentra vuelos baratos a Sevilla con Skyscanner

Y si viajar con tu propio coche, obviamente es lo ideal para visitar Itálica desde Sevilla, ya que está pocos kilómetros de la misma.

Asi que si estás en la capital hispalense y no llevas coche o no quieres alquilarlo, también puedes plantearte hacer una excursión desde Sevilla.

Es una buena opción de poder conocer el yacimiento arqueológico de Itálica cómodamente. Las excursiones son guiadas y en español.

Dónde Dormir

En Sevilla hay gran variedad de alojamientos para todos los bolsillos, por lo que te será fácil encontrar un lugar que se adapte a tus necesidades.

Eso sí, te recomendamos que reserves con antelación para asegurarte el mejor precio, puesto que esta ciudad siempre tiene alta demanda por multitud de viajeros de todo el mundo que vienen a conocer la ciudad.

Te dejamos varias opciones aquí abajo para que puedas ojear precios y alojamientos:

Visita al Yacimiento arqueológico de Itálica

Antes de introducirnos a mostrarte todos los puntos más interesantes que podrás ver en Itálica, vamos a hablar brevemente de la historia de la ciudad.

Un poco de historia de Itálica

Itálica fue fundada en el 206 a.C. El primer asentamiento de la ciudad tuvo lugar por la llegada de los veteranos de guerra que sobrevivieron tras la batalla contra los cartaginenses, siendo la primera ciudad romana fundada en la península.

Con el paso del tiempo, varias familias de la zona alcanzaron gran influencia en Roma. Se sabe que dos emperadores romanos tuvieron origen italicense, como fueron Trajano y Adriano.

Yacimiento itálica

Fue a mediados del siglo I a.C. cuando Itálica obtuvo el estatuto municipal, convirtiéndose en una de las ciudades principales de la Bética.

Gracias al emperador Adriano se adoptó plan de urbanismo para la ciudad que la dotó de amplias calles, grandes edificios públicos y con una red de infraestructuras hidráulicas.

Tras este periodo romano de prosperidad, esta ciudad romana fue abandonada. Comenzó a recuperarse en los siglos XVI y XVII.

Pero fue durante el siglo XIX cuando los viajeros románticos de la época se ocuparon de rescatar los vestigios de la grandeza que tuvo Itálica en su pasado.

Se comenzó a recuperar y a proteger el yacimiento en especial, gracias a las figuras de Demetrio de los Ríos, Rodrigo Amador de los Ríos o Andrés Parladé entre otros.

De hecho, gracias en parte a su labor, en 1912 la ciudad romana de Itálica fue declarada Monumento Nacional.

Este hecho minimizó drásticamente los efectos del expolio al que se había visto sometida la ciudad. Los momentos de mayor actividad arqueológica en este periodo se concentran entre los años 1914 -1931 y 1970 – 1984.

Y desde mediados de los años ochenta la Junta de Andalucía tiene la competencia de las labores de investigación, difusión, protección o conservación de Itálica.

Qué ver en Itálica

Una vez situados y sabiendo el contexto histórico de la ciudad, solo nos queda lanzarnos a conocerla.

Los puntos más interesantes de la antigua ciudad romana son: murallas, edificio de la Exedra, edificio de Neptuno, Casa de los pájaros, Traianeum, Casa del Planetario, Termas Mayores, Anfiteatro o Teatro.

Murallas

Ocuparon una superficie de más de 50 hectáreas, construyéndose en distintas fases en época del emperador de Adriano. Tuvieron una función más simbólica que defensiva.

Tuvo un grosor de 1,5 metros, erigiéndose con un revestimiento de sillares sobre hormigón. También tuvo torres cada 20 metros.

Actualmente quedan pocos restos de la misma y su trazado ha sido marcado con una hilera de cipreses.

A través de las puertas que daban acceso a la ciudad, se accedía a grandes calles de aceras porticadas que alcanzaban los 16 metros  de anchura, características propias del modelo helenístico del urbanismo adrianeo de Itálica.

Las principales cloacas de la ciudad discurrían bajo el cardo máximo. Su función principal fue evacuar las aguas sobrantes fuera de la ciudad.

En principio para abastecer a la ciudad de agua potable, se construyó un acueducto desde el rio Guadiamar.

Posteriormente se implantó una nueva red de abastecimiento proveniente desde unos manantiales ubicados en la provincia de Huelva. El agua se canalizaba hacia las termas o fuentes públicas de Itálica a través de un sistema de tuberías de plomo.

Edificio de la Exedra

Este es uno de los edificios con mayor superficie de Itálica, de unos 4.000 metros cuadrados.

Era de uso popular, se construyó en torno a un patio central y tenía varias zonas como un área termal, letrinas, palestra o campo abierto para hacer ejercicio y la exedra, donde se celebraban reuniones y banquetes.

itálica en Sevilla

Hay que destacar su pavimentos, Opus Sectile, uno de los más apreciados por el mundo romano.

Se realizaba con placas de mármol o materiales pétreos, representando diseños geométricos.

Normalmente, según el estatus social del propietario, se podían emplear distintos mármoles en distintas tonalidades con distintas procedencias.

Edificio de Neptuno

Ocupaba un espacio de 6.000 metros cuadrados del que solo se ha excavado una cuarta parte.

Se ha hallado un gran patio, peristilo, un gran salón central rectangular desde donde se accedía a las habitaciones a ambos lados del mismo.

Itálica

Aquí se localizan algunos de los mosaicos mejor conservados de Itálica como son: mosaico de Teseo y el laberinto o mosaico de Baco.

Están realizados con teselas de mármol, vidrio o cerámica.

También se han hallado termas y los restos del caldarium, hypocaustum o frigidarium.

Termas Mayores

Se trataba de un centro de ocio social y cultural donde tanto hombres como mujeres de todas las clases sociales podían entrar, eso si, por separado.

Yacimiento arqueológico

Ocupaban 32.000 metros cuadrados y se diferenciaban varias zonas, como la termas propiamente dichas, natatio o piscina en forma de ‘t’ y la palestra, un espacio para practicar deportes al aire libre.

Anfiteatro

Estás ante uno de los anfiteatros más grandes del Imperio romano.

En su momento cupieron hasta 25.000 personas para disfrutar de los espectáculos en las festividades romana, como por ejemplo, las luchas de gladiadores.

Yacimiento

Como ocurría en otros edificios públicos romanos, los espectadores se sentaban en el graderío según su clase social.

Los patricios en la zona más cercana a la arena; los plebeyos en la parte central; los esclavos o extranjeros en la parte de arriba así como las mujeres, además están se sentaban separadas de los demás.

Teatro

No se encuentra localizado dentro de la ciudad romana sino que podrás verlo en el centro histórico de la actual Santiponce.

Fue la obra civil más antigua construida en Itálica.

Casa de los Pájaros

Ocupa unos 1.700 metros cuadrados en Itálica.

Poseía dos áreas bien definidas: una pública donde accedían los clientes y otra parte privada, de uso exclusivo para la familia.

Yacimiento itálica

Se observa un inmenso patio central rodeado por un peristilo compuesto por columnas de mármol, donde había un pozo y un jardín.

Resaltar su mosaico de los Pájaros, donde se pueden distinguir más de 30 especies, entre ellas, pavo real, gallo, paloma, loro, garza real o águila.

mosaico de pájaros

En su entorno se pueden observan las tabernae o locales comerciales de las que el domus de esta casa obtenía ingresos extras.

Han sido hallados diversos comercios en Itálicas, destacando en especial las panaderías.

Casa del Planetario

Esta casa conserva algunos de los mosaicos mejor conservados de Itálica.

Destaca el mosaico del Planetario que representa a los 7 astros del sistema solar que conocían los romanos.

Cada uno de los planetas se personifican en un Dios diferente, y a su vez simbolizan los días de la semana.

Mosaico de Itálica

También se puede ver el mosaico de Baco, que cuenta la leyenda de este Dios y Ariadna.

Como ocurre en otras casas de la ciudad romana, todos los espacios de la misma se han construido en torno a un patio con peristilo.

Otras Casas destacadas en Itálica

Además de las que hemos nombrado en la entrada, hay otras que merecen la pena destacar como son la Casa del Patio Rodio o la Casa de Hylas.

La casa del Patio Rodio fue construida en torno a un gran peristilo central que distribuía a las estancias de la casa a distintas estancias.Se utilizaron distintos tipos de mármoles de orígenes diversos.

Yacimiento arqueológico

Por otro lado, la casa de Hylas. En esta casa cabe destacar uno de sus mosaicos que se puede observar en el Museo arqueológico de Sevilla. Tiene temática helenística.

Después de todo lo que te hemos contado sobre la ciudad romana de Itálica, no nos queda más que recomendarte que te acerques a conocerla.

Sin duda es una visita imprescindible si vas a viajar a la provincia de Sevilla. Descubrirás una antigua ciudad romana que te transportará a otros tiempos.

¿Y tú? ¿Conocías el Yacimiento arqueológico de Itálica? ¡Cuéntanos tu experiencia!

¡Esperamos tus comentarios!

Deja un comentario